domingo, 16 de septiembre de 2018

CRÍTICA DE CAMPEONES (2018)

12:53:00 0 Comentarios

LA INCREIBLE CAPACIDAD DE SER CAMPEONES


Para que una película sea campeona no le hace falta cosechar galardones y nominaciones. Y aunque seguramente Campeones acabe siendo unas de las afortunadas de la temporada de premios, no será ese su mayor valor. Porque la de Javier Fesser no es una obra de Goya ni de Oscar (ojalá me equivoque). No es perfecta cinematográficamente hablando. Pero tiene algo de lo que carecen muchas de las triunfadoras absolutas de los últimos años: la “capacidad” de transmitir valores sin caer en la sensiblería. Riéndose de todo y de nada, restando importancia a lo importante para darle aún más relevancia, y haciendo que el tiempo pase sin pasar, como si no tuviera importancia, pero hubieran sido las dos horas más importantes de nuestras vidas. Porque salvando detalles como la música interminablemente tensa del partido final o algún que otro personajillo prescindible, lo que verdaderamente resalta en Campeones es el trabajo de los actores –inseparable mensaje final- cuya capacidad queda más que avalada, dejándonos con la duda de si las nuestras pasarían el filtro, y de si tendríamos la misma capacidad que ellos para reírnos de nosotros mismos.


Y por si fuera poco, Campeones no es solo una reivindicación de la discapacidad como capacidad diferente, sino una historia de paciencia, comprensión y trabajo: el de deportistas y entrenadores -y el de equipo de una película- como una familia. Porque tanto enseñan unos como otros, convirtiéndose las horas de entrenamiento -y de rodaje- en las más valiosas horas de vida. Las que siempre quedan grabadas en el archivo único e intransferible de nuestra personalidad. Como las dos horas de metraje de campeones se acaban convirtiendo en una gran lección de humanidad y juego, literalmente, limpio, difícil de olvidar.

Termine o no siendo campeona, celebraremos el merecido puesto con la misma ilusión. Será entonces cuando de verdad hayamos aprendido. 

Valoración: 8 / 10


CAMPEONES (2018)

Director: Javier Fesser
Reparto: Javier Gutiérrez, Juan Margallo, Luisa Gavasa, Jesús Vidal, Daniel Freire, Athenea Mata, Roberto Chinchilla, Alberto Nieto Ferrández, Gloria Ramos, Itziar Castro
Género: Comedia, drama, deporte, discapacidad
Duración: 124 min

lunes, 3 de septiembre de 2018

CRÍTICA DE HEREDITARY (2018)

11:58:00 2 Comentarios

HERENCIA DEL MEJOR CINE DE TERROR


El terror es más terrorífico cuando es lento, suave, plano, ordenado, simétrico. El desorden y la agitación producen miedo por desorientación. La quietud lo hace más delicadamente, gota a gota hasta colmar el vaso. Entonces, se derrama y se produce la parálisis del miedo. Así funcionan algunas de las películas más inquietantes de la historia del cine. Maestros como Kubrick y Haneke lo sabían muy bien. Y parece que su herencia ha caído en buenas manos, continuándose en una nueva generación de directores que buscan en el género de terror su entrada en el mundo del largometraje. Así, como hiciera hace unos años Roger Eggers con La bruja, Ari Aster retoma las enseñanzas de los viejos cineastas, aportando un toque diferente que huye de las convenciones sin dejarlas de lado.


Hereditary no es una película de ver con los ojos cerrados y la luz encendida. No produce el intenso terror instantáneo de Expediente Warren, pero aterroriza tanto o más que la saga de James Wan. El suyo es un miedo impactante, casi hipnótico, que aumenta con cada detalle. La forma de rodar de Aster es absolutamente turbadora. Los encuadres están cuidadosamente estudiados para dirigir nuestra mirada al centro de la pantalla, donde la historia es contanda a través de pequeños elementos que hacen su transición hacia otros nuevos sin desplazar lo más mínimo nuestra concentración del foco del miedo. Los planos fijos y la lentitud de los movimientos de cámara llevan nuestra concentración -y desesperación- al límite -a un límite central- sin que nos demos cuenta. Y la música -imperceptiblemente fascinante y recurriendo al total contrapunto en los créditos finales-, el ruidito de la lengua y el silencio, no hacen sino incrementar la sensación de hipnotismo hacia el núcleo. La cuestión de los dioramas aporta incluso más que las propias localizaciones -mundo construido vs mundo real-. Los personajes están magníficamente planteados en cuanto a evolución y complejidad, e incluso físicamente. Sus acciones y reacciones son tan sorprendentes como reales: desde la compasión hasta la más absoluta tristez, pasando por la furia, la conmoción y el humor negrísimo. Todos, sin excepción, son terroríficamente inmejorables: el padre es el contrapunto perfecto, el chico la impotencia e indefensión personalizadas, la niña es impagable, y el rango de emociones en el que se mueve Toni Colette es de Oscar.

Es imposible expulsar la sensación que te deja Hereditary una vez vista: como si no hubiera pasado nada -te has pasado dos horas mirando a un punto fijo de la pantalla-, pero a la vez hubieras pasado la experiencia más impactante de tu vida.

Valoración: 9.5 / 10


HEREDITARY (2018)
Director: Ari Aster
Reparto: Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Milly Shapiro, Ann Dowd
Género: Terror
Duración: 126 min

jueves, 30 de agosto de 2018

CRÍTICA DE EL JUEGO DE GERALD (2018)

13:09:00 0 Comentarios

SANGRE, SUDOR, LÁGRIMAS Y UNO DE LOS RELATOS MÁS PERTURBADORES DE STEPHEN KING


Es difícil escapar a una historia de Stephen King. Más aún si nos esposa a la cabecera de la cama. La única forma de desengancharse es dejarse llevar hasta que la sangre haga su trabajo. Nadie como él para confirmar aquello de que la letra con sangre entra. En este caso, con unos cuantos de litros. 

Mike Flanagan decidió que la sangre debía seguir corriendo. A otro nivel. Mucho más explícito. Hasta el gore y más allá: un vaso, unas esposas y una mano desesperada por escabullirse de su confinamiento. Al nivel de “herir la sensibilidad” de los ojos menos sensibles a las barbaridades de la carne humana salida de sus órbitas. Ni el brazo de 127 horas fue tan traumático. Desgarros bestiales, moscas de la putrefacción, sangre, huesos, tendones, cuencas vacías… 

Pero no solo de sangre vive el aficionado a Stephen King. Y Flanagan debió entenderlo a la perfección. La fidelidad es casi literal en los detalles importantes. Los que te hacen sospechar de tus alrededores cuando estás leyendo el libro y luego se presentan psicológicamente turbadores en la pantalla. Las presencias. Reales, fantásticas y traumáticas. Pocas cosas más terroríficas que la mirada fija y la quietud, el silencio. Pocas cosas más terribles que un pasado que te persigue. 



Y es en ese pasado en el que se ancla la trama y donde el simbolismo aparece retratado por la luz del sol eclipsado: roja como la sangre. Las voces del libro cobran vida con la muerte, tomando formas diferentes pero mucho más acertadas que las originales: ella y ellos. Así, el diálogo equilibra la sangre con más sangre. De la que no se ve. De la que duele tanto como un coágulo buscando la salida a borbotones.

Si consigues sobrevivir a la primera media hora sin tirar tus expectativas por la ventana y abandonar el juego –el principio, como el de la novela, puede resultar un poco decepcionante-, prepárate: es ahora cuando empieza la verdadera supervivencia. 
 
Valoración: 7 / 10


EL JUEGO DE GERALD, “GERALD’S GAME” (2018)
Director: Mike Flanagan
Reparto: Carla Gugino, Bruce Greenwood, Henry Thomas, Kate Siegel, Carel Struycken, Chiara Aurelia
Libro: El juego de Gerald de Stephen King
Género. Thriller, terror
Duración: 102 min.

lunes, 27 de agosto de 2018

CRÍTICA DE MARY SHELLEY (2017)

12:47:00 0 Comentarios

LA SOLEDAD DEL MONSTRUO


Está nublado. Las nubes tienen el color de la arena del desierto. La que tiñe la lluvia de amarillo. Suena un trueno. Voy a escribir una crítica de fantasmas. Sobre una mujer que persiguió el amor sin saber que el amor no quería que le siguieran. Sobre una soledad tan grande que parecía una multitud. Sobre un monstruo nacido de la tristeza. Una tristeza tan bella que pone los pelos de punta. Como el miedo. Como un cuento de terror. 

Soñé que los mataban a todos. Dos días después de cerrar el libro, aquella criatura seguía escribiendo su destierro con sangre. Ahora mi subconsciente. Me despertó una lágrima. En aquel momento no supe descifrarla. Me asustaba la muerte. Ahora sé que no era esa la causa. Soñé que era escritora. Dos días después de ver Mary Shelley. 

Al principio me quise despertar. No es más que otro sueño. El de una cinéfila reviviendo el inicio de una película sobre dos jóvenes enamorados allá por el siglo XIX. Romanticismo + Romanticismo = tragedia al cuadrado. Pero algo me mantenía con los ojos cerrados. Empecé a sudar. Quise escapar pero no podía correr. Una niebla formada por dolor y engaño tapaba el camino. Algunos hombres pasaban. Yo no podía. Movía las manos para dispersarla. Me di contra la pared y caí al suelo. Abrí los ojos. Allí estaba de nuevo. En la mesa. Un libro abierto que antes no estaba allí: “¡Maldito creador! ¿Por qué me hiciste vivir? ¿Por qué no perdí en aquel momento la llama de la existencia que tan imprudentemente encendiste?”


Comprendí entonces que no era sueño. No era ni siquiera un juego, una invención. Todo era cierto. El desprecio, el abandono, la indiferencia. Como la oscuridad cubre por completo a luz. Como eclipsa la inteligencia, la creatividad, la curiosidad, la energía, el amor. Y, finalmente, como nacen los monstruos. Del sueño de la razón y de la sinrazón de soñar. Desenmascaré al monstruo. Nunca más volví a tener miedo. Al día siguiente el libro estaba en la estantería.

Como cada día, apunté mi sueño en un cuaderno. Ninguno tan anclado a la actualidad: “Quise escribir la soledad y el dolor que me rodeaban. Pensé que así me desharía de ellos. Mentirá. La indiferencia seguía allí detrás del papel. Una historia mil veces repetida. Un nombre de varón sobre la obra de una mujer. Pero todos conocerán al monstruo. Los siglos recordarán el nombre de Frankenstein. Y, por la gracia del arte, también a mí: Mary.”

Valoración: 8 / 10


MARY SHELLEY (2017)
Director: Haifaa Al-Mansour
Reparto: Elle Fanning, Douglas Booth, Bel Powley, Maisie Williams, Joanne Froggatt, Tom Sturridge, Stephen Dillane, Ben Hardy, Ciara Charteris, Hugh O'Conor, Dean Gregory, Gilbert Johnston, Jack Hickey, Sarah Lamesch, Michael Cloke
Género: Drama, biopic, literatura, romántico
Duración: 120 min.

viernes, 24 de agosto de 2018

CRÍTICA DE EN LA PLAYA DE CHESIL (2018)

12:21:00 0 Comentarios

NO ES TAN FÁCIL


Dicen que una imagen vale más que mil palabras. En el caso de Ian McEwan, es difícil encontrar la imagen que describa a la perfección el tono grisáceo de sus historias. Los sentimientos están tan arraigados a los personajes, tan en el fondo de sus mentes introspectivas, que no existe objetivo capaz de internarse hasta tal profundidad. Ni siquiera cuando es el mismo escritor el que escribe el guion. La música, la fotografía y la extraña lentitud y la elección del reparto ponen todo de su parte en cada adaptación. Es imposible olvidar el plano secuencia y la musiquilla de las teclas de la máquina de escribir de Expiación. Es difícil digerir la traumática relación de Daniel Craig y Rhys Ifans en el El intruso. Es complicado no dejarse llevar por los niños de El jardín de cemento. Y es tremendamente triste ver como se destruye la relación de Saoirse Ronan y Billy Howle en En la playa de Chesil. Aun así, siempre habrá palabras que se negaran a abandonar las páginas de sus respectivos libros, encerrando con ellas montones de sentimientos. 


Y si alguna de las historias de McIwan sobresale por los sentimientos es En la playa de Chesil. Todos los que puedan contenerse en una primera noche de bodas cuando los recién casados son una joven pareja de los años sesenta: inseguridad, miedo, terror, dolor, arrepentimiento, duda, tristeza, alegría, pasión, vergüenza, inquietud, perturbación, asco, amor, inexperiencia. Cada uno de ellos por partida doble y experiencia diferente. Tantas y tan complejas emociones quedan ligeramente mutiladas. Así, mientras él sale beneficiado al ceñirse a un patrón mucho más general de pensamiento, ella arrastra una sombra de incomprensión que se trasmite al espectador en forma de culpabilidad. Y no es culpabilidad lo que se merece, sino comprensión. 

Hay que esperar al final para encontrar el trato más justo e impactante –a nivel visual, simbólico y emocional-, la compresión y la culpabilidad. En una localización que refleja la soledad interior de los protagonistas y, sobre todo, en un guion que exprime al máximo las posibilidades del flashback –respetando la estructura de la novela- y encuentra su mayor logro en un último flashfoward demencial. 

No es tan fácil...

Valoración: 6.5 / 10


EN LA PLAYA DE CHESIL, “ON CHESIL BEACH” (2018)
Director: Dominic Cooke
Reparto: Saoirse Ronan, Billy Howle, Emily Watson, Anne-Marie Duff, Samuel West, Adrian Scarborough, Bebe Cave, David Olawale Ayinde, Philip Labey, Christopher Bowen, Ty Hurley, Bernardo Santos, Christian Wolf-La'Moy, Oliver Johnstone, Mike Ray, Jonjo O'Neill, Simon North, Claire Ashton
Libro: On Chesil Beach de Ian McEwan
Género: Drama, romántico
Duración: 110 min.

jueves, 16 de agosto de 2018

CRÍTICA DE EL PAQUETE (2018)

12:23:00 0 Comentarios

UN PAQUETE CON MUCHA -O POCA- GUASA


Una película titulada "El paquete" y que bien podría llamarse: Vida y aventuras de un pene fugitivo, no puede tomarse muy en serio. Y tomar no es el verbo más acertado en este caso. Dejémoslo en verse, con algún que otro momento de no querer mirar. Hombres: algunas imágenes pueden herir gravemente vuestra sensibilidad. 

No se puede decir que sea una gran patata –aunque el intrépido y fugitivo protagonista se asimile a un tubérculo en plena madurez arrugada-, pero es algo parecido a la a alegría de la huerta, si aceptamos huerta como lugar donde las patatas –como la de esta historia- protagonizan sus más locas hazañas. Si a eso añadimos serpientes de cascabel, ciempiés gigantescos, vómitos, unas tijeras en manos de… el huerto no ha sido nunca un lugar tan condenadamente malo, pero tan culpablemente divertido. 

Absurda, increíblemente estúpida y algo asquerosilla y pringosa, El paquete escapa a cualquier valoración objetiva. Todo es cuestión de risa, y de estómago. Hombres: vigilad vuestros "paquetes". Los accidentes, a veces, pasan. 

Valoración: 5 / 10

EL PAQUETE, “THE PACKAGE” (2018)
Director: Jake Szymanski
Reparto: Daniel Doheny, Geraldine Viswanathan, Sadie Calvano, Luke Spencer Roberts, Eduardo Franco, Michael Eklund, Gary Jones, Alexander Calvert, Sugar
Lyn Beard, Blake Anderson, Chance Hurstfield, Christian Convery, Veena Sood
Género: Comedia
Duración: 94 min.

domingo, 12 de agosto de 2018

CRÍTICA DE UNA RELACIÓN ABIERTA (2017)

12:18:00 0 Comentarios

UNA RELACIÓN ABIERTA MÁS ALLÁ DE LA PANTALLA



Podía haber sido otra película de parejas en Brooklyn de las que apestan a Woody Allen y desprenden olor a hípster por los cuatro lados de la pantalla. Lo tenía todo a su favor –o en su contra-: la locación, el rango de edad, los personajes, las situaciones… y, sin embargo, se mueve por caminos inesperados y finales que te dejan en suspenso: no sabiendo si reír, llorar o reír por no llorar.

La cuestión es empatizar con el personaje correcto. La respuesta es más que complicada: no lo hay o lo son todos. La premisa principal, más allá de la simpleza superficial, va extendiendo sus tentáculos –retorcidos, sinuosos y ligeramente húmedos y pegajosos- hasta un primer plano donde todos: tentáculos, personajes, situaciones e incluso lugares; explotan en si

Todo es protagonista en una película que -se nota- está hecha entre amigos. No será una película de culto ni entrará en la lista de las mejores películas independientes, pero no sobra ni el perro, ni el bebé, ni la música como dedicación y representación interior, ni una sola de las diferentes visiones sobre las relaciones de pareja. De una parte o de otra, de todas o de ninguna, nadie llegará al final sin haber pensado ¿Quién tiene razón?

Valoración: 7 / 10
UNA RELACIÓN ABIERTA, “PERMISSION” (2018)
Director: Brian Crano
Reparto: Rebecca Hall, Dan Stevens, Gina Gershon, François Arnaud, Morgan Spector, David Joseph Craig, Jason Sudeikis, Sarah Steele, Michelle Hurst, Raúl Castillo, Bridget Everett, Lindsey Elizabeth, Axel B. Crano, Marc Iserlis
Género: Comedia, drama, romántico
Duración: 96 min

domingo, 17 de junio de 2018

CRÍTICA DE ALEX STRANGELOVE (2018)

11:20:00 0 Comentarios

UN AMOR EXTRAÑO Y VERDADERO


Hay decenas de tríos de cine, miles de institutos y bailes y, últimamente, unas cuantas historias de chicos abriendo las puertas hacia una sexualidad tan floreciente como desconocida. La mezcla es inevitable: extraña y llena de amor. Solo faltaba Alex: strangelove.

De apellido Truelove, de título strangelove, Alex –que bien podía ser la copia en miniatura de Andrew Garfield- vive su pequeña gran historia de amor extraño y verdadero desde una rendija del armario: a un lado la chica ideal, al otro el chico misterioso. En medio, la confusión y la amistad: la de ella, con la emotividad consecuente; y la de un grupo de amigos que más allá de perseguir una rana tiene sus propias historias que aportar y sentimientos que compartir. Tan encajadas quedan las piezas –que no la puerta del armario- que el extraño problema encuentra su verdadero sentido: aceptar un sentimiento no significa negar el otro, quizás solo cambiarlo.


Con el inconfundible tono de comedia de adolescentes independiente –coloridos momentos stop motion incuidos-, lleva la marca Craig Johnson desde el poster hasta los créditos finales, pasando por el baile modo playback y, por supuesto, la trama homosexual, con sus momentos agridulces. Prescindiendo de la lluvia pringosa de gusanos de colores y de lo ideal de la atmósfera que rodea al protagonista, el carisma de los personajes nos lleva de la mano hasta el final para ayudar a Alex a mover la puerta de su armario. ¿Hacia adelante o hacia atrás?

Valoración: 6.5 / 10


ALEX STRANGELOVE (2018)
Reparto: Daniel Doheny, Antonio Marziale, Joanna Adler, Isabelle Amara, William Ragsdale, Ayden Mayeri, Nik Dodani, Annie Q., Madeline Weinstein, Daniel Zolghadri, David Fierro, Anthony Pierini, Sophie Faulkenberry
Género: Comedia, adolescencia, homosexualidad
Duración: 99 min.

sábado, 9 de junio de 2018

CRÍTICA DE JURASSIC WORLD: EL REINO CAÍDO (2018)

10:25:00 0 Comentarios

NO HAN REPARADO EN GASTOS


Cuando llevas años esperando que los dinosaurios vuelvan a dominar la tierra y la película se te hace más larga que la espera, algo ha fallado en la cadena evolutiva. Me habían hecho creer que la vida se abría camino. Me habían prometido un sueño. Me dijeron que no repararían en gastos. Llevaba meses ensayando mi grito de guerra: “Lo ha logrado, ese loco de Bayona lo ha logrado...”. Y todo para nada. Bueno, sí. No han reparado en gastos. Pero, como bien decía John Hammond: “Que Dios nos asista. Estamos en manos de ingenieros...”.

Si hay algo que ha evolucionado hasta el extremo de lo extraordinario son los efectos visuales. El Rex no estaba tan guapo desde su aparición estelar en 1993, la estampida-erupción es cosa de otro mundo y la nueva especie consigue superar al Indóminus Rex. Pero la evolución ha corrido paralela a la costumbre y nuestros ojos de cinéfilos nunca más volverán a sentir la emoción de la primera vez. Descanse en paz, Isla Nublar.


Y como no solo de efectos espectaculares vive el espectador, la película se va consumiendo en su propia lava. La última mirada a la isla es también la última mirada –si bien una mirada emocionante-. La grandeza da paso a la claustrofobia de una mansión. Y es entonces cuando viene a la mente una de las famosas frases de Ian Malcom: “¿A quién tienen ahí, a King Kong?”. La amenaza de los dinosaurios es eclipsada por la amenaza del hombre en su intento de convertirse en Humanus Rex. La genética da un giro inesperado y la cuestión animalista se alza como protagonista. El hombre y su ambición dominan el argumento desde un punto de vista muy alejado de la visión soñadora de la premisa original, restando carisma e ilusión. Fuera de su hábitat, los dinosaurios ya no son lo que eran. No hemos aprendido nada de la excursión del Rex por las calles de San Diego…

Atrás quedaron los tiempos en los que las patas de cabra y los vasos de agua provocaban terror. Aquí lo único que da miedo es la música. Y no precisamente en el buen sentido. Todo el trabajo de John Williams queda resumido en dos pequeños momentos, probablemente los más emotivos de la película. Tampoco el tema del mismo Giacchino para Jurassic World consigue arreglar el estropicio. No hay descanso. Un tema detrás de otro sin sentido de la continuidad ni propósito narrativo. Un caos, en todos los sentidos, donde no hay forma de encontrar un punto de apoyo. Y los coros… un dinosaurio, por muy inteligente que sea, no puede hablar con voz humana, y el hombre aún no ha conseguido su total control. Se mire por donde se mire, nada tiene sentido.

Y dicho esto, la cuestión es la siguiente: Dios crea al dinosaurio, Dios destruye al dinosaurio. Dios crea al hombre, el hombre destruye a Dios. El hombre crea al dinosaurio. Spielberg lo santifica. Joe Johnston lo vuelve a destruir. Colin Trevorrow lo resucita. Bayona promete eternizarlo. Todo se queda en promesa. Así que, con permiso de Chris Pratt y Bryce Dallas Howard, que son lo mejor que le ha pasado a la saga desde Alan Grant e Ian Malcom –grande pequeña aparición-; y con permiso de Bayona, cuyo estilo es increíblemente inconfundible –en el mejor de los sentidos- y cuyo trabajo no puedo más que aplaudir; he decidido no avalar la película. No obstante, espero con ansia la siguiente… mis ganas no se extinguen.

Valoración: 6 / 10



JURASSIC WORLD: EL REINO CAIGO, “JURASSIC WORLD: FALLEN KINGDOM” (2018)
Director: J. A. Bayona
Reparto: Chris Pratt, Bryce Dallas Howard, James Cromwell, Rafe Spall, Toby Jones, Justice Smith, Daniella Pineda, Ted Levine, Geraldine Chaplin, Jeff Goldblum, B.D. Wong, David Olawale Ayinde, Bobbi Jo Hart, Daniel Stisen, Robert Emms, Kamil Lemieszewski, Michael Papajohn, Peter Jason, Sean Gislingham, Max Baker, Faith Fay, Kevin Layne, Daniel Eghan, Ronan Summers, Deborah Rock, Charlie Rawes, Manoj Anand, Cory Peterson, Fran Targ, John Heartstone
Género: Aventuras, ciencia ficción
Duración: 128 min.

domingo, 27 de mayo de 2018

CRÍTICA DE DISOBEDIENCE (2017)

11:03:00 0 Comentarios

LLAMÉMOSLO DESOBEDIENCIA


El mundo es gris, nublado, frío, estático, sin perspectiva. Todas las pelucas son iguales. Feas. Faldas cortadas por el mismo patrón. Las normas están para cumplirlas. A rajatabla. Y más. ¿Qué la película es seca, lenta, sin movimiento, silenciosa…opresiva? ¿No es así como se siente? Desobediente. Cuando la religión sobrepasa su sentido. Y desobedece. Entrando en el terreno del radicalismo. Y la obediencia extrema. Que lleva a la locura. Y a la desobediencia. ¿Avanzamos? Ahora sí. Podemos. Desobedecer cada regla. Desobedeciendo las creencias. Propias y adquiridas. La cámara se mueve. La cama también. Hay música. Por fin. Suena el corazón. La vida. Bajo la ropa interior. Humedad y saliva. ¿Desobediencia? ¿Extenuación? Libertad a escondidas. La historia de una escena de sexo que rompió con todo: con la rigidez, la frontalidad, la parálisis, la ausencia de comunicación. ¿El resto? Represión. ¿Aburrida? Represión. ¿El fin? La salvación. La libre elección. Sin libre albedrío. Dentro de Dios. De los judíos. Pero con una puerta abierta. Al exterior. A un amor que un día cogió un taxi.


Valoración: 6 / 10


Director: Sebastian Lelio
Reparto: Rachel Weisz, Rachel McAdams, Alessandro Nivola, David Olawale Ayinde, Mark Stobbart, Cara Horgan, Sophia Brown, Lasco Atkins, Bernardo Santos,
Dominic Applewhite, Omri Rose, Liza Sadovy, Dave Simon, Trevor Allan Davies, Cristian Lazar
Libro: Disobedience, de Naomi Alderman
Género: drama, homosexualidad, religión
Duración: 114 min.

sábado, 19 de mayo de 2018

CRÍTICA DE REBELDE ENTRE EL CENTENO (2018)

12:36:00 0 Comentarios

Holden Caufield se reconcilia con la pantalla

Por Lucía Pérez García


Solo dos personajes me han leído en directo su propia historia. Terrorífico y sádico, Patrick Bateman me miraba con ojos psicópatas mientras escupía su frenético discurso. En la mano derecha, un cuchillo ensangrentado disparaba luces como misiles. Irreverente y curiosamente simpático, Holden Caufield me habló como si me conociera de toda la vida. Su relato fue genial y simbólico, a la par que anodino. No quiso prestarme su gorra roja. Leer sin leer, restando a la lectura el esfuerzo de ser leída. Leer siendo leída por el mismo libro, utilizando la energía en controlar la emoción. A eso le llamo yo ser guardián entre el centeno.

Al principio era el caos. Entonces F. Scott Fitzgerald creó a Amory Blaine y lo puso A este lado del paraíso. Surgió un género de la literatura norteamericana: el del joven rebelde. Salinger cogió el libro entre sus manos. Modeló a Holden a imagen y semejanza del personaje de su ilustre antecesor. El eslabón final llegó con Marcus Messner, al que Philip Roth trajó al mundo lleno de Indignation. Entonces, siguió siendo el caos. El cine se llenó de chicos malos. Salinger se refugió entre el centeno.
 

Un lugar sin pantallas. Salinger no lo habría permitido. Lejos del mundanal ruido, se retiró a escribir para sí mismo. Nada de masas. Nada de éxito. Pero miles de Holden Caufields acechaban a cada paso exigiendo su personalidad. La novela pedía imagen. Ver sus vidas fusionadas: Holden y Salinger, Salinger y el mundo. La creación de un yo literario convertido en mito indiscutible: por genialidad e impacto. Por violencia. La muerte del escritor lo fue también de su negativa. Se hizo el cine. Y yo volví a ver los campos de centeno.

Desde las raíces. Una historia tan convencional como la vida de un rebelde, pero de una capacidad de evocación increíblemente inspiradora. Correcta y sin riesgos -¿Es eso un defecto?-. Se diría meditada por la capacidad literaria de Holden, dejando de lado su vivacidad y su ironía. Un Salinger desconocido que se intenta dar a conocer tras el misterio de su existencia. Una película a la que no le hace falta cartel. Habla por sí misma: no tanto del escritor como de literatura. La música de Bear McCreary nos acerca el resto. Nos susurra al oído: no te caigas, te estaré vigilando: entre el centeno.


Salinger me empujó por la espalda. ¡Escribe! ¡Busca tu estilo! ¡Insiste! Y así, sucesivamente, vi pasar la vida de un gran autor en el formato prohibido. Rebelde como artista en lucha con su arte. Rebelde contra la locura del mundo. Poseedor de esa rebeldía carismática que, como la de Holden, nos inclina –con placer- a ver su mundo como el más cierto. A nosotros que estamos fuera, y a todos aquellos que estuvieron dentro: editores, profesores, lectores de todas las épocas. Él nos vigila entre el centeno, para no dejarnos caer

Valoración: 7.5 / 10 

 
REBELDE ENTRE EL CENTENO, “REBEL IN THE RYE”
Director: Danny Strong
Reparto: Nicholas Hoult, Kevin Spacey, Zoey Deutch, Sarah Paulson, Hope Davis, Victor Garber, Brian d'Arcy James, Lucy Boynton, Evan Hall, James Urbaniak, Amy Rutberg, Eric Bogosian, Adam Busch, Bernard White, David Berman
Libro: Una vida oculta, de Kenneth Slawenski
Género: Biográfico, drama, literatura
Duración: 106 min.

lunes, 22 de enero de 2018

CRÍTICA DE ME ESTÁS MATANDO, SUSANA (2016)

10:33:00 0 Comentarios

ME ESTÁS MATANDO, GAEL GARCÍA BERNAL


Puede ser Mozart in the jungle. Puede ser un esqueleto olvidado. Puede ser una mujer de mala educación, pero tan guapa como él mismo. Puede hablar todos los idiomas de Babel. Escribir su diario en una motocicleta. Ser perro y dar mucho amor. O, como este caso, exigirlo. Escarbando hasta los fondos más recónditos. Con las herramientas más puntiagudas. Sin mirarse las manos. A la brava. Pero con mucha gracia. La de un hombrecito que encandila, no importa el método ni la razón.



Todo es tan condensado que no cabe en un solo género. Romance, comedia, drama, road movie, inmigración… Y todo lo lleva a cuestas el protagonista. Hasta a su compañera, literalmente. Contrapunto serio y elegante a los nervios, la ansiedad y la personalidad irreprimible de un hombre buscando su respuesta. Como decía Amaral: a veces te mataría, y otras en cambio te quiero comer. Bien podían llamarle cabecita loca.

Tan loca que no acaba de encajar en todo lo que quiere llevar por delante. Aunque es precisamente esa misma locura la que define y moldea al personaje principal. Un hombre descrito a través de canciones que expanden la locura hasta el mismo final de los créditos.

Una palabra que se atasca. Una sonrisa que no quiere salir, pero lo desea desesperadamente. Un aguantarse sin poder hacerlo. Un final, que no podía más que no serlo.

Valoración: 6.5 / 10



ME ESTÁS MATANDO, SUSANA (2016)
Director: Roberto Sneider
Reparto: Gael García Bernal, Verónica Echegui, Ashley Hinshaw, Daniel Giménez Cacho, Björn Hlynur Haraldsson, Cassandra Ciangherotti, Barbara Garrick, Gabino Rodríguez, Andrés Almeida, Tristan Carlucci, Jadyn Wong, Maite Suarez Diez, Julian Sedgwick, Will Woytowich, Adam Hurtig, Gordon Tanner, Jeremy Walmsley, Ilse Salas, Juan Pablo Medina
Género: Drama, romántica
Libro: Ciudades desiertas, de José Agustín
Duración: 102 min.

domingo, 21 de enero de 2018

CRÍTICA DE LOS ARCHIVOS DEL PENTÁGONO (2017)

20:13:00 0 Comentarios

LOS ARCHIVOS DEL SEÑOR SPIELBERG


El periodismo es un género por sí mismo, en cualquiera de sus versiones: películas basadas en artículos de prensa (Dallas Buyers Club, The Bling Ring, Bernie), y películas sobre la profesión, desde diferentes perspectivas (desde la obra maestra del cine Ciudadano Kane o la capriana Juan Nadie, pasando por la simpática Luna Nueva o la desasosegante Network, hasta la oscarizada Spootlight, la entrañable La vida Secreta de Walter Mitty o la inquietante Nightcrawler). Pocas se quedan en la simple reseña. La mayor parte, incluso, terminan generando artículos elogiosos y haciéndose con premios tan codiciados, o más, que el Pulitzer. No hay director que se resista. El mundo del periodismo da para muchos titulares. Cada cual escrito con la maestría propia del autor correspondiente. Normalmente un gran cineasta. Pero cuando ese autor se llama Steven y se apellida Spielberg… ¡Paren las rotativas! Esto se merece estar en primera plana.



No tanto por la noticia. No especialmente por la correcta y concisa música de John Williams. Tampoco por los meritorios protagonistas. Es el ojo de Spielberg el que aporta la magia: la elegancia de los movimientos de cámara, los planos secuencia, las transiciones entre un plano genial y uno magnífico, los puntos de vista, los encuadres… No hay lugar para la distracción. La atracción es continua y perenne. Un regalo para los sentidos -no solo cinéfilos-. Un regalo para la vista que, al abrirlo, nos hace sentir que vemos con más claridad.

Lo que Spielberg no convierte en noticia, es que no merece serlo. Y pocas cosas no lo merecen cuando caen en sus manos.

Valoración: 8 / 10



LOS ARCHIVOS DEL PENTÁGONO, “THE POST” (2017)
Director: Steven Spielberg
Reparto: Tom Hanks, Meryl Streep, Jesse Plemons, Bob Odenkirk, Matthew Rhys, Michael Stuhlbarg, Sarah Paulson, Alison Brie, Carrie Coon, David Cross,
Bruce Greenwood, Tracy Letts, Bradley Whitford, Zack Woods
Género: Drama, periodismo
Duración: 116 min.

sábado, 30 de diciembre de 2017

CRÍTICA DE THE SINNER (2017)

10:15:00 2 Comentarios

CAER EN PECADO


¿Quién es el pecador? ¿Cuál es el pecado? ¿Está justificado? ¿Es pecado pecar?? ¿Cuántas veces? ¿Por quién? ¿Por qué? 

El pecado original. Origen de pecados. Mentes sin libre albedrío. Cuerpos destrozados desde el origen, en busca del pecado que les muestre el origen de su destrozo. Buscadores de pecados por la vía del pecador. Bien y mal en un mismo círculo. Vicioso. En un mismo lugar. De olor corrompido. Sonido punzante. Vista nublada. En un mismo mundo. Tan diferente. 

Y si la culpa de Jessica Biel no es suficiente. Si crees que hay un camino diferente. Alejado del símbolo del pecado. Negro. Si no quieres introducirte más allá de lo ya predecible desde inicio. No llegues al final. No peques. 

Valoración: 7.5 / 10


THE SINNER (2017)
Director: Antonio Campos, Brad Anderson, Cherien Dabis y Tucker Gates
Reparto: Jessica Biel, Bill Pullman, Christopher Abbott, Jacob Pitts, Nadia Alexander, Patti D'Arbanville, Abby Miller, Eric Todd, Dohn Norwood, Kathryn Erbe, Teri Wyble, Robert Funaro, Devin McGee, Michael H. Cole, Gretchen Koerner, Ruby Barnes, Leslie Fray, Katelyn Farrugia, Meredith Holzman, Sunshine Tovar, Anna Elizabeth, Stephanie Olah Kelly, Danielle Burgess, Enid Graham, C.J. Wilson, Susan Pourfar, Peggy Gormley, Joanna Adler, Adam LeFevre, Joseph Melendez, Jacob Berger
Género: Thriller, serie de TV
Duración: 8 capítulos de 40 min.


miércoles, 27 de diciembre de 2017

CRÍTICA DE THE DISASTER ARTIST (2017)

10:03:00 2 Comentarios

MAMÁ, QUIERO SER ARTISTA


Mamá, quiero ser artista.
Yo, de mayor, quería ser Spielberg.
Ahora quiero ser James Franco.
Pero me siento un poco como Tommy Wiseau…
¿Y quién no?
¡Qué desastre!

A todos los que sueñan –despiertos, dormidos y dormitando-.
A todos los pesados que insisten, e insisten, e insisten, y así sucesivamente hasta el infinito y más allá.
A todos los que lo hicieron, lo hicieron, aunque fuera una mierda, pero lo hicieron, y le dijeron naaaaaaaaaaaaaaaaaaaa…
A todos los que, a pesar de eso, siguieron siendo unos pesados insoportables.
A los que se ríen de sí mismos, JA JA JA
A todos los vampiros: los chupasangre y los que no duermen de noche porque no pueden dejar de soñar.
A todos los James Dean que viven en su propio mundo, al este del Edén.
Al arte ¿existe el arte malo?
A las pantallas verdes y los decorados de cartón, cuya existencia queda así justificada.
Al cine.



Que hace reír. DEMASIADO. Que hace llorar. AUNQUE SEAS UN VAMPIRO (LOS VAMPIROS TAMBIÉN TIENEN SENTIMIENTOS). Que emociona. MUCHO. Que empuja hacia delante. PARA QUE TE CAIGAS Y VUELVAS A LEVANTARTE. Que te deja pegado en la butaca. AUNQUE DURASE CINCO HORAS. Que te hipnotiza hasta el punto de querer repetir una, y otra, y otra vez. CUESTE LO QUE CUESTE... LA ENTRADA. Que te descubre un mundo. PORQUE TODOS PODEMOS TENER UNO, Y HACERLO REALIDAD. Que te hace querer a los personajes más espeluznantes. Y REPITO, ¿HAY ARTE MALO? LOS VAMPIROS TAMBIÉN TIENEN SENTIMIENTOS. Abrazar a los personajes más tontunos. OH HUTCHERSON, HUTCHERSON, BOY. Y sorprenderte con… ¿ZAK EFRON? Que te enseña. LO QUE ES DE VERDAD EL CINE. LO QUE ES DE VERDAD LA AMISTAD. LO QUE ES DE VERDAD, Y LO QUE NO. Que pide un Oscar. O UNOS CUANTOS: ACTOR, DIRECTOR, PELÍCULA, GUIÓN ADAPTADO… Y ¿POR QUÉ NO UNO PARA LA MÚSICA DE DAVE PORTER? Que pide más, y más y más. Porque un vampiro nunca se sacia: de pasión. Y es PASIÓN lo que yo veo.

Mamá, quiero ser artista. Aunque sea un desastre.

-Mi crítica del estreno en España: Crónicas del Festival de San Sebastián 2017.

Valoración: 10 / 10


THE DISASTER ARTIST (2017
Director: James Franco
Reparto: James Franco, Dave Franco, Alison Brie, Josh Hutcherson, Seth Rogen, Zac Efron, Sharon Stone, Bryan Cranston, Kate Upton, Hannibal Buress,
Jacki Weaver, Nathan Fielder, Jerrod Carmichael, Zoey Deutch, Kristen Bell, Lizzy Caplan, Megan Mullally, Jason Mantzoukas, Adam Scott, Eliza Coupe, J.J. Abrams, Tommy Wiseau, Melanie Griffith, Judd Apatow, Christopher Mintz-Plasse, Zach Braff, Randall Park, Greg Sestero
Género: comedia
Libro: The disaster artist, de Greg Sestero.
Duración: 104 min.