miércoles, 29 de enero de 2014

CRÍTICA AL ENCUENTRO DE MR. BANKS, “SAVING MR. BANKS” (2013)

AL ENCUENTRO DE MR. BANKS “SAVING MR. BANKS” (2013), JOHN LEE HANCOCK

Reparto: Emma Thompson, Tom Hanks, Colin Farrell, Paul Giamatti, Jason Schwartzman, Bradley Whitford, Ruth Wilson, B.J. Novak, Rachel Griffiths, Kathy Baker, Annie Rose Buckler.


Valoración: 4 sobre 5

¡SUPERCALIFRAGILISTICOESPIALIDOSO!
Por Lucía Pérez García

Suena el viento del este: chim chimeni. Un remolino de aire hace volar un paraguas. Las mesas vuelan por la habitación. El hollín de las chimeneas se esparce por las caras. Los pingüinos han sido arrastrados desde el Polo Norte. Las cometas vuelan. Las cometas vuelven a volar. ¡Vamos a volar una cometa! ¡Volemos! Y volvamos atrás en el tiempo. A los tiempos del Chim chimeni.


Si Hollywood es una fábrica de sueños, Disney es un sueño hecho realidad. Existió un hombre con alma de ratón. Y existió un ratón con alma. Ahora tenemos un Tom Hanks medio hombre, medio ratón que después de pasar un tiempo con los piratas se ha convertido en Peter Pan. Pero él no ha perdido su sombra. No ha venido a buscarla. Su sombra tiene ahora forma de Mikey (totalmente). Ha venido a traernos felicidad. Tiene polvos mágicos para hacernos volar y tiene el secreto para llevarnos al Mundo de Nunca Jamás.


Los sueños siempre reflejan algo y los libros son sueños de papel. Los soñadores se escriben a sí mismos. Los escritores tienen sangre de tinta. Como el calamar. Porque la vida es sueño. Y los sueños, sueños son. Pamela Travers adoraba a su padre (Collin farrel), creador de fantasías. Pero esas fantasías sabían a alcohol. La pequeña Pamela (Annie Rose Buckley) no comprendía. Lo compredió de mayor (genial Emma Thompson). Y la comprensión convirtió sus sueños en pesadillas…pesadillas a modo de flashbacks que nos hacen comprender a nosotros también. Pero Disney, Walt Disney, experto borrador de cosas tristes, persiguió las pesadillas, las tiñó de color y les puso música. Aunque no sin esfuerzo. Porque las pesadillas le vuelven a uno irritable y la escritora, recelosa, rechazaba toda la felicidad. Su libro que, en realidad, era ella misma, no quería compartirlo y mucho menos cambiarlo. Eran sus recuerdos, a veces amargos. Pero nadie puede resistirse al bigote del señor Disney. 


Mary Poppins se hizo realidad en el cine. Y tan extraordinario como la película, el proceso de creación. Pasteles de colores, peluches, canciones…músicos y guionistas bailando por la sala de los estudios, tocando el piano, cantando a coro. Un gran esfuerzo (ojalá todos los esfuerzos fueran a así) que mereció la pena y que cambió la rabia de Travers por lágrimas de felicidad. Unas lágrimas contagiosas. Como la risa. Como una canción. Chim chimeni, chim chimeni, chim chim cheree


Se acerca el viento del este. Creo que es hora de volver a Londres, a 1964. Ya escucho a Julie Andrews y a Dick Van Dyke. La televisión está a punto de salir volando por los aires. Yo casi estoy tocando el techo. Seguro que después de encontrar a Mr. Banks tu también irás al encuentro de Mary Poppins. Yo ya estoy en ello. Let´s fly a kite!


“Viento del este y niebla gris. Anuncian lo que ha de venir. No me imagino que irá a suceder. Mas lo que ahora pase,  ya pasó otra vez

!!ME ENCANTAAAAAA!!

2 comentarios:

  1. Me gustó mucho y comprendí muchas cosas de la relación entre novela y realidad. Sobresaliente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantó. Ando detrás de la novela (en papel claro) por todas partes desde entonces.

      Eliminar