sábado, 25 de febrero de 2017

ESPECIAL OSCARS 2017



MEJOR PELÍCULA: quisieron comunicarse con nosotros. No supimos entenderles. Quizás es que no se expresaban en un idioma musical. Qué pena. Yo hubiera ido hasta el fin del mundo para encontrar una respuesta. Habría preguntado hasta el último hombre. Pero la luz de la luna era tan fuerte que todos estaban quedando ciegos. Ya no veían más allá del mar. Ni las chicas de la nasa, ni los rangers de Texas pudieron hacer nada por imperdirlo. Al final, nadie entendió porque Masiel había ganado Eurovisión. Ellos ya lo sabían ¿Flashback, flashfoward, sueño o realidad?




MEJOR DIRECTOR: no existiría mi yo cinéfilo como tal sin el señor Villeneuve. Me siento un poco prisionera. Aunque hasta el último momento no sabría si decir que no existiría mi yo cinéfilo como tal sin el señor Gibson. Aunque sin aquella película... ¿como se llamaba? ¡Whiplash! a mi yo cinéfilo nunca le habrían sangrado las manos. Aun sigo aplaudiendo.



MEJOR ACTOR PROTAGONISTA: un año más, escribó un nuevo manifiesto a favor de los actores olvidados: Jake Gyllenhaal. Mi eterno ganador. James McAvoy. Confirmado: es mutante. En fin, siempre me gustó Ryan Gosling...


MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA: y el premio a la mejor actriz protagonista de comedia o musical es para... Lágrimas en la lluvia: Jackie Kennedy superstar.

-Isabelle Huppert (Elle) 

MEJOR ACTOR DE REPARTO: si los Oscar fueran totalmente justos, Animales nocturnos estaría representada por Aaron Taylor-Johnson y Joel Edgerton ocuparía el honor que se ha llevado su compañera de reparto. Pero cuidado con Dev Patel, que tiene corazón de león.


MEJOR ACTRIZ DE REPARTO: siento debilidad por Michelle Williams, aunque salga solo unos minutos. Una pena que compita con la señora Davies...



MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN: no será necesario que Kubo toque las cuerdas mágicas para hacerse con el Oscar. Vaiana tendrá que seguir buscando más allá A lo mejor allí encuentra una tortuga roja y se hacen amigas. Mientras tanto, lo perezosos siguen rellenando las hojas de inscripción ¿Llegará Zootrópolis a tiempo para el día 26?

-Mi vida de Calabacín, de Claude Barras 
-La tortuga roja, de Michael Dudok de Wit 


MEJOR BANDA SONORA: no hace falta decir, que cantando la vida es más feliz. Si La La Land se merece un premio, es el de O Halloran y.... que diga: Justin Hurwitz.



MEJOR CANCIÓN: soñaba con ir más allá, pero el viento de popa sopló tan fuerte que me impulsó hasta las estrellas. Desde allí, contemplé con alivio como los trolls eran devorados uno a uno. This is the star of something wonderful, canté.

-Audition (The Fools Who Dream), de La ciudad de las estrellas (La La Land) 
-Can’t Stop the Feeling, de Trolls 
-City of Stars, de La ciudad de las estrellas (La La Land) 
-The Empty Chair, de Jim: The James Foley Story 
-How Far I’ll Go, de Vaiana


And the winner is...

lunes, 13 de febrero de 2017

CRÍTICA CAPTAIN FANTASTIC (2016)

COMO DIOS NOS TRAJO AL MUNDO 
Por Lucía Pérez García 





Viggo Mortensen es así: un poco raro, un poco fantástico, un poco aventurero y un poco independiente. Es un hombre al que le gusta provocar a su manera y siempre de forma distinta. En este caso, de varias y muy explícitas formas. Podríamos decir que se desnuda ante la cámara. 

De la misma forma, Captain Fantastic es una historia tan desnuda como repleta. Desnuda de todo complejo y repleta de emoción en todos los sentidos: paisajístico, bohemio, intrépido, familiar, moral, intelectual y cómico. Combinación echa con la simpleza del cine independiente, y el avance de las road movies. Dramática en el fondo, pero con la mirada siempre puesta en lo positivo. La personalidad, el espíritu y el amor al mundo en su versión más desnuda. 
  


Captain Fantastic no ha venido a convencernos de su doctrina, sino a enseñarnos un mundo al que todos, en algún momento, hemos deseado escapar dejando de lado las convenciones y abriendo los ojos a todo lo bueno que la naturaleza nos puede enseñar. Y como prueba de que es solo la muestra de un sueño empecinado de libertad, queda sonido final de la cadena del váter. Porque la aventura de la vida real puede ser igual de radical. Para pensar y disfrutar.  

Valoración: 8 / 10 

CAPTAIN FANTASTIC (2016) 
Director: Matt Ross 
Reparto: Viggo Mortensen, George MacKay, Missi Pyle, Kathryn Hahn, Frank Langella, Hannah Horton, Nicholas Hamilton, Steve Zahn, Ann Dowd, Trin Miller, Samantha Isler, Annalise Basso, Shree Crooks, Erin Moriarty, Charlie Shotwell 
Género: Drama, comedia, cine independiente 
Duración: 118 min.

CRÍTICA DE FENCES (2016)

MUCHO RUIDO Y ALGUNAS NUECES 
Por Lucía Pérez García 






Muchas vallas (“Fences”) –de diferentes formas y tamaños- han tenido que saltar los afroamericanos para tener una presencia prominente –y casi mayoritaria- en los Oscar 2017. Qué sea justo o resultado de protestas diversas, es otra historia. O quizás otra valla. Según como se mire. 

De todas las candidatas negras del año en sus diferentes categorías: Moonlight, Figuras ocultas y Loving, Fences es, además de la más charlatana, la de tono más oscarizable. No solo por un guión que exige a los actores una memoria prodigiosa y diferentes registros, sino por una adaptación teatral que en su mayor parte consigue evitar dicha apariencia; por una historia que, a pesar de tener color definido en pantalla, es totalmente universal en el fondo; y por un final de los que conmueven exactamente como a Oscar le gusta. 


Pocas vallas le quedan por saltar a Denzel Washigton. Tremendo actor y director menos tremendo porque no se prodiga más. Tres películas en su haber y tres aciertos. Tres de tres. Está por saber cuántos de los cuatros premios a los que opta le concede la Academia. No será pleno, pero como película de actores: el de la siempre segura Viola Davis... y el del señor protagonista, que quizás se esfume por no cantar… la la la, no te escucho. Y es que después de dos horas de intensos diálogos ininterrumpidos, uno se aburre un poco de tanto palabrerío y acaba por claudicar al aburrimiento. Una valla todavía por derribar. 



Valoración: 6 / 10 

FENCES (2016) 
Director: Denzel Washington 
Reparto: Denzel Washington, Viola Davis, Mykelti Williamson, Russell Hornsby, Saniyya Sidney, Stephen Henderson, Jovan Adepo, Toussaint Raphael Abessolo, Mark Falvo, Christopher Mele, Phil Nardozzi, Dontez James, Terri Middleton, Malik Abdul Khaaliq, Chris McCail 
Obra: Fences, de August Wilson 
Género: Drama Duración: 139 min.

domingo, 12 de febrero de 2017

CRÍTICA JACKIE (2016)

LA PASIÓN DE JACKIE KENNEDY 
Por Lucía Pérez García 






Aunque el director sea Pablo Larraín y el compositor Mica Levi, la sombra del productor Darren Arronofsky y un regusto a su querido Clint Mansell pululan por la Casa Blanca. En la misma persona de Natalie Portman. Una Jackie mitad cisne blanco, mitad cisne negro. Experta en el exterior, muriendo en el interior. Tan exactamente igual a la primera dama, que cabría pensar que las manchas de su traje rosa son del mismo Kennedy. En el dolor y la imagen como una obsesión del espíritu y de la vanidad. En la soledad. En el poder de la música sobre la imagen. 


Pero el director es Larraín, y también hay de él en el fondo. Porque el director chileno no solo ha hecho películas sobre su país. Porque en su haber tiene la obra de un pianista perturbado y una música sobre la muerte. Porque tiene su especial forma de hacer cine biográfico. Porque es su primera incursión en Hollywood. 

No es agradable, como no lo es ver sostener sobre tus rodillas la cabeza sangrante de tu marido asesinado. No es fácil ni exactamente digerible, como no lo es el duelo en el intento de conservar la imagen. No es una película rara, porque está basada en hechos reales. Pero no es una película normal. Es, simplemente, una gran actuación acompañada de una música psicológicamente disonante, sobre un escenario a la vez antiséptico y manchado que habita en un tempo lento. 


Valoración: 6 / 10 

JACKIE (2016) 
Director: Pablo Larraín 
Reparto: Natalie Portman, Peter Sarsgaard, Billy Crudup, John Hurt, Greta Gerwig, John Carroll Lynch, Richard E. Grant, Max Casella, Beth Grant, Caspar Phillipson, Julie Judd, Sara Verhagen, Sunnie Pelant, Hélène Kuhn, Deborah Findlay, Corey Johnson 
Género: Drama, basado en hechos reales. 
Duración: 95 min.

jueves, 9 de febrero de 2017

CRÍTICA DE MÚLTIPLE (2016)

UNA CRÍTICA MÚLTIPLE 
Por Lucía Pérez García 







Desde mis múltiples perspectivas, Múltiple es una película con múltiples interpretaciones. 

 1. James McAvoy: Por qué a este hombre nunca lo han nominado a un Oscar es una pregunta que se me ha venido a la cabeza en múltiples ocasiones. Las oportunidades han sido múltiples: Expiación, El último rey de Escocia, Filth... incluso, apurando, sus interpretaciones en La desaparición de Eleanor Rigby o Trance se merecían un reconocimiento. Y es que no desentona ni en las películas más comerciales, ni como el hermano ciclista pirado de Wimbledon. Actor físico y de retos. Actor múltiple capaz de mutar múltiples veces en un solo plano. Entendiendo mutar en el sentido más MONSTRUOSO e IMPRESIONANTE de la palabra.  


2. M. Night Shyamalan: Un director de múltiples sentidos. Más de seis. A saber: del presupuesto, del punto de vista, del suspense, de la música, de la escritura de guión, del final inesperado, de la sorpresa, del simbolismo, de la trascendencia camuflada, del tiempo y los tiempos… de las múltiples facetas de la dirección. Como el mejor de los directores (véase Spielberg, incluso el mismo Hicthcock), a veces falla, rotundamente (Véase La joven del agua y mejor no véase After Earth). Como los mejores, tiene un estilo propio inconfundible (que se aprecia de forma múltiple en Múltiple). Y, además (y esto no lo hacen todos): escribe, dirige y actúa. ¿Qué Múltiple no es su mejor trabajo? Aún está por ver. Porque esto no acaba aquí. Ni siquiera empieza aquí… todo empieza por empezar a ver las múltiples películas del director, y acabará cuando menos nos lo esperemos, y seguro, que con un final devastador.  

3. La música: Cuando un director y un compositor se entienden tan bien como para colaborar en prácticamente toda una filmografía, no hay duda de que el compositor es un buen cineasta y el director un músico en potencia. Y si alguien pensaba, por casualidad, que en esta ocasión no iba a poder escuchar a James Newton Howard… Hay múltiples formas de aparición, y Shyamalán, además de un director sorprendente, sabe bien cómo manejar la música. Múltiples sorpresas nos depara la música…  



4. La cámara: Gracias a ella podemos experimentar múltiples personalidades y emociones. Y aquí es donde entras dos de los múltiples dominios de Shyamalan: el punto de vista y el suspense por omisión. 5. Múltiple: También tiene sus fallos, aunque menos múltiples que sus logros: la única secuestrada que no parece sacada de Spring Breakers es Anya Taylor-Joy. Tras La bruja (y junto a Maika Monroe), pequeña promesa del terror independiente. Los flashbacks y la motivación de su personaje funcionan regular. Y hacia el tercer tercio, la película tiene un pequeño bajón, hasta que llega el subidón final, solo apto para fanáticos de Shyamalan.   

6. Y una reflexión final: ¿Y si no hubieran existido sinopsis, trailers y entrevistas…? Yo (que por cierto, tuve la suerte de verla en imprescindible V.O), y el mundo entero, habríamos disfrutado múltiples veces más. 


aloración: 7.5 / 10 

MÚLTIPLE “SPLIT” (2016) 
Director: M. Night Shyamalan 
Reparto: James McAvoy, Anya Taylor Joy, Betty Buckley, Brad William Henke, Haley Lu Richardson, Sterling K. Brown, Kim Director, Sebastian Arcelus, Lyne Renee, Neal Huff, Jessica Sula, Maria Breyman, Steven Dennis, Peter Patrikios, Matthew Nadu 
Género: Thriller, secuestros 
Duración: 116 min.

martes, 7 de febrero de 2017

CRÍTICA DE MANCHESTER FRENTE AL MAR (2016)

PORQUE EL MAR LO TEMPLA TODO 
Por Lucía Pérez García  






Quizás porque el mar lo templa todo, Manchester frente al mar es un drama que no es dramático. De temperatura helada, pero cálida sensación térmica. Donde el fuego, como destructor y fuente de arrebato y remordimientos, acaba desprendiendo otro tipo de calor, lejos del infierno. Donde el agua es terreno neutro que, en estado líquido, aplaca la furia del fuego, trayendo recuerdos como olas; y en el sólido, calienta el sentimiento más frío. Donde la tierra nos atrae hacia ella, tirándonos a la cara un puñado de polvo, que no somos más que nosotros mismos. Donde el frío, en definitiva, esconde un anticiclón. 

No hay tristeza absoluta ni depresión postrera, sino una constante sensación de lucha hacia delante, entre la realidad más cruda y la comicidad más áspera. Una emoción más sentida que explícita. Un destino de perdón y redención disfrazado de colores fríos. Una historia, al fin y al cabo, salida de la mano de Kenneth Lonergan: vidas que se tambalean, un no encontrarse en y con el entorno social y físico, reconciliación, y un lugar-ambiente que lo recoge todo.  


Y por ese Manchester, frente al mar, vemos pasar la vida y la muerte. Reflejadas, no solo en el continuo e imprevisible movimiento del agua –cuyo sonido es lo último que se escucha-, sino en Lee Chandler, entre el frío más helado y el calor más profundo y resistente. Porque Casey Affleck desaparece. Tan solo un tiempo más para Michelle Williams, y un poco menos de música clásica, hubieran hecho de Manchester, el mejor lugar frente al mar. Un lugar donde la tristeza, está teñida de esperanza. 



Valoración: 8.5 / 10 

MANCHESTER FRENTE AL MAR “MANCHESTER BY THE SEA” (2016) Director: Kenneth Lonergan 
Reparto: Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler, Lucas Hedges, Tate Donovan, Erica McDermott, Matthew Broderick, Gretchen Mol, Susan Pourfar, Christian J. Mallen, Frankie Imbergamo, Shawn Fitzgibbon, Richard Donelly, Mark Burzenski, Mary Mallen 
Género: Drama, cine independiente 
Duración: 137 min.

lunes, 6 de febrero de 2017

CRÍTICA DE MOONLIGHT (2016)

TRES TRISTES TIGRES…
Por Lucía Pérez García






Ver Moonlight es como salir de un festival de cine, donde la última película del día no ha sido precisamente la menos aburrida. Tiene todos los requisitos que figuran en la lista de la perfecta película festivalera: mucho drama, mucha tristeza, atmósfera fría e intimista, la traumática vida y evolución –física y psicológica- de un personaje, drogas, homosexualidad, maltratos, barrios de mala fama… y todo con la mayor simplicidad posible y provisto de cartelas a modo de capítulos. Lo único que se escapa de la lista es que en esta ocasión si hay música. Con sus más y sus menos –pese a la nominación-, pero música. 


Como un Boyhood en su versión corta, negra y depresiva. Un Girlhood en versión masculina y ambiente distinto. Y es que distinto es la palabra clave para entender al personaje de Little-Chriron-Black. Distinto, y supervivencia en un entorno donde la existencia es de todo menos súper. En una situación tan de actualidad –bulling, lucha por la igualdad en todas sus acepciones, etc, etc- que los premios no pueden más que reconocerlo, porque es lo que pide la sociedad. Y mientras, esa misma sociedad, se aburre…  


Si algo bueno tiene Moonlight, además del trabajo del pequeño Alex R. Hibbert, su homólogo adolescente Ashton Sanders, y su madre, Naomie Harris; es por encima de todo, el cartel. Tan genial como el título de la obra en la que está basada la película, y en el que claramente se inspira el autor del mismo, y la fotografía: In moonlight black boys look blue. Yo también me sentí “blue” cuando vi Moonlight… 



Valoración: 5.5 / 10 

MOONLIGHT (2016) 
Director: Barry Jenkins 
Reparto: Trevante Rhodes, André Holland, Janelle Monáe, Ashton Sanders, Jharrel Jerome, Naomie Harris, Mahershala Ali, Shariff Earp, Duan Sanderson, Edson Jean 
Género: Drama, homosexualidad 
Duración: 111 min.

jueves, 2 de febrero de 2017

CRÍTICA DE BILLY LYNN (2016)

BILLY LYNN: UNA EXPLOSIÓN SIN SENTIMIENTOS 
Por Lucía Pérez García 





Será por el color. Será por el tipo de conflicto y la estrategia. Será por la cercanía. La guerra de Iraq no es una guerra cinematográfica. Ni la batalla, ni la política, ni los efectos. Ni en 120 fotogramas por segundo, ni en 4K, ni en 3D. La guerra de Iraq no está hecha, al menos por ahora, para el séptimo arte. Aburrida sería una palabra acertada. Quizás distante. Seca. Lenta. De poca acción, y reacción demasiado progre. 


Billy Lynn no es tal. No es aburrida, ni lenta. Pero tampoco es todo lo cercana y conmovedora que debiera ser. No te envuelve ni con la emoción ni con la tecnología, algo que tratándose de Ang Lee, maestro del sentido y de la sensibilidad (Brokeback Mountain, etc.); y grande, grandísimo, cuando las tecnologías lo requieren (La vida de Pi), no se puede perdonar. Aunque tampoco la novela de Ben Fountain es para tanto. 


 Hay mucha bandera, pero no es de nuestros padres. Un contraste tan grande entre la visión del soldado y la de las grandes masas, que pierde todo –y me repito- su sentido, y sensibilidad, para ser todo fuegos artificiales, en las dos acepciones del término. Con que pocos medios consiguió transmitirlo aquello Clint Eastwood… Único director, por cierto, que medianamente -y digo solo medianamente- ha sabido traernos la guerra de Iraq a las salas con El francotirador

¿Veredicto final? Una gran pena tratándose del director taiwanés, y un sospechoso saborcillo a Gustavo Santaolalla en la música de Jeff y Mychael Danna.  


Valoración: 5.5 / 10 


BILLY LYNN, “BILLY LYNN’S LONG HALFTIME WALK” (2016) 
Director: Ang Lee 
Reparto: Joe Alwyn, Steve Martin, Kristen Stewart, Garrett Hedlund, Vin Diesel, Chris Tucker, Beau Knapp, Ben Platt, Deirdre Lovejoy, Bo Mitchell, Bruce McKinnon, Randy Gonzalez, Christopher Matthew Cook, Ricky Muse, Ric Reitz 
Género: Drama, bélico 
Libro: El largo intermedio de Billy Lynn, de Ben Fountain 
Duración: 110 min.

lunes, 30 de enero de 2017

CRÍTICA DE LION (2016)

LION: UN LARGO CAMINO EN BUSCA DEL YO 
Por Lucía Pérez García 






Hay gente que pierde el tren y gente que lo coge demasiado pronto, y equivocado. Aunque más que equivocado, el tren de Saroo Brierley era un tren diferente. La vida eligió otra vida para él, en un mundo que era otro mundo, pero con el mismo amor. Un amor que descubrió inmenso y por duplicado cuando el mismo tren volvió a recogerlo. Un amor al que también él había contribuido. Hacia el encuentro y el reencuentro.


Dejando al desencuentro de lado. Porque solo hay tiempo para hallar. Para avanzar. Como un tren. Observando y escuchando un camino de dos sentidos, y uno solo: el de la experiencia. La de un niño al que Sunny Pawar pone los ojos y un adulto al que Dev Patel le da la fuerza. La de dos madres que aman con la misma intensidad con la que Saroo se da a sí mismo, y se aleja para seguir regalando al mundo esa bendición de la que habla Nicole Kidman entre lágrimas. Las mismas lágrimas que, inevitablemente, hay que derramar, cuando Garth Davis nos sube al tren sin dar media vuelta y dejando para la realidad lo que solo ella puede aportar. 



Recuerdos y sentimientos mezclados de forma casi geográfica. Montañas y caminos traspasados solo con la emoción. De un click de ratón. De evocaciones color tierra y sabor India. De la persona de Saroo que somos nosotros mismos. Sintiendo su ansia y la vibración del descubrimiento. Como leones enjaulados que descubren la libertad que siempre han tenido y corren hacia su propio yo. Que somos nosotros. La vida. El hogar. Donde esté el corazón. Corazón, de león.  


Valoración: 9 / 10 LION (2016) 

Director: Garth Davis 
Reparto: Dev Patel, Sunny Pawar, Nicole Kidman, Rooney Mara, David Wenham, Nawazuddin Siddiqui, Tannishtha Chatterjee, Deepti Naval, Priyanka Bose, Divian Ladwa 
Género: Drama, basado en hechos reales 
Libro: Un largo camino a casa, de Saroo Brierley 
Duración: 120 min.

domingo, 29 de enero de 2017

CRÍTICA DE EL EDITOR DE LIBROS (2016)

UNA PELÍCULA QUE INVITA A LEER 
Por Lucía Pérez García  




Cuando nada más empezar una película te entran unas ganas increíbles de leer puede deberse a dos cosas: 1. La película es terriblemente aburrida; 2. La película es terriblemente interesante. En el primer caso, lo terrible es claramente visible. En el segundo, el de El editor de libros, lo terrible se convierte en terribilitat: fuerza creadora, locura, el éxtasis y el tormento del artista, y de quien lo acompaña en su veloz e imparable caminar.  

El debut como director de Michael Grandage no es una obra de arte, sino una buena obra que habla del arte de obrar una obra maestra. Un recorrido tan furioso y desenfrenado como la época y la mente de Thomas Wolfe, a quien solo aquieta la figura escondida del editor. Alguien que no crea, pero que conoce como nadie los entresijos del proceso creativo. El maestro -siempre en segundo plano, aun siendo protagonista- que guía los pasos, frena cuando es necesario, y crea –también- el ambiente perfecto para crear. Inteligencia, tranquilidad y paciencia. Cualidades que solo podían tener el porte elegante de Colin Firth, gran contrapunto a Jude Law.  



Una película a la americana en los albores de un loco siglo XX para las artes americanas, que nacieron precisamente con la literatura y la música. Donde el jazz acompaña el irrefrenable impulso literario de Thomas Wolfe y a su bohemia persona; que solo serán apaciguados por los temas de aire más clásico que simbolizan todo aquello que su editor –y amigo- Max Perkins, le intenta inculcar. De tal manera, que a su muerte, la del excéntrico y simpático artista, ya se ha convertido en un clásico, honrado por el precioso réquiem compuesto por Adam Cork.  



Valoración: 8 / 10 

EL EDITOR DE LIBROS “GENIUS” (2016) 
Director: Michael Grandage 
Reparto: Colin Firth, Jude Law, Nicole Kidman, Laura Linney, Guy Pearce, Dominic West, Vanessa Kirby, Demetri Goritsas, Katherine Kingsley, Andrew Byron, Jacqui Boatswain, Leon Seth 
Libro: Max Perkins: Editor of Genius, de A. Scott Berg 
Género: Drama, literatura, basado en hechos reales 
Duración: 104 min.

jueves, 26 de enero de 2017

CRÍTICA DE LOVING (2016)

LOVING: AMAR EN TIEMPOS DE GUERRA 
Por Lucía Pérez García  




Blanco. Amor puro por encima del mismo Apocalipsis. Transparente y callado Richard Loving-Joel Edgerton. Tímidas palabras y gestos bruscos. Casi cowboy. Casi. Con lágrimas al ras. Como la nieve, pero cálido. Níveo color de piel. Alma cándida. A su lado, fría Mildred Loving-Ruth Negga. ¿Miedo? Jeff Nichols y el tiempo detenido que nunca se detiene. Mirar la aguja de un reloj sobre la esfera blanca. Apuntando siempre a los paisajes del sur. Donde a su mente le gusta perderse en distintos niveles de realidad. En el barro de sus historias. Donde incluso lo real, incluso Loving, nos parece increíble. También bonito. Y donde la música de David Wingo aclama el triunfo final del amor. ¿Blanco? 



Negro: dolor. Valor. De ébano Mildred Loving-Ruth Negga. Triste. Hasta pensar en la rendición. Adiós amor. Despedida que nunca roza los ojos de Edgerton. Lejos del negro pensamiento que acosa a Mildred. O de una actriz menos merecedora de nominación que él. Tema extraordinario en su color. Negro en boga que acaba perdiendo brillo por su misma condición de moda. Negra en su más blanco sentimiento. Aunque, quizás, pienso, hubiera sido simplemente extraordinaria en manos de Ang Lee. 



Valoración: 7 / 10 

LOVING (2016) 
Director: Jeff Nichols 
Reparto: Joel Edgerton, Ruth Negga, Michael Shannon, Marton Csokas, Nick Kroll, Jon Bass, Bill Camp, David Jensen, Alano Miller, Sharon Blackwood, Chris Greene 
Género: Drama, racismo, basado en hecos reales 
Duración: 123 min.