domingo, 5 de junio de 2016

# Biopic # Boxeo

CRÍTICA ALI (2001)

MUCHA LUCHA PERO POCOS PUÑETAZOS 
Por Lucía Pérez García 





Los grandes deportistas merecen grandes películas, pero las grandes gestas deportivas son difíciles de igualar en pantalla. Tan grandes son. Tan legendarias. No hay objetivo capaz de contenerlas en su lente. La tensión, la fuerza y la motivación son tales que se rompería. De ese momento culmen solo puede retenerse una gota de emoción. Suficiente para poner los pelos de punta si sale del alma. Minucia si en el intento de convertirla en torrente se pierde entre la multitud. Michael Mann, de esos directores que guardan alguna que otra joyita detrás, tenía en sus manos a Muhammad Ali, uno de los mejores deportistas de la historia. Por resultados, influencia e inspiración. Tenía un deporte, el boxeo, increíblemente cinematográfico. Al menos una decena de buenas –y premiadas- películas lo corroboran. Tenía una buena historia detrás, con unos personajes secundarios tan míticos como el propio boxeador. El señor X, de nombre Malcon, y una lucha compartida en una época de grandes movimientos sociales y políticos. Además, y como remate, tenía un actor físicamente perfecto para el papel y que, cuando quiere, puede ser tan grande como sus mismos papeles. ¿Qué pasó? Que la gota se perdió entre un torrente de aguas periféricas donde el boxeo era lo de menos…  


… empieza y acaba con un combate, pero el resto del tiempo, que es mucho y largo, se pierde –en ocasiones literalmente- en el racismo. Los cambios de nombre del protagonista demuestran la importancia del asunto: Cassius Clay, luego Cassius X y finalmente Muhammad Ali. Se tratan cuestiones interesantes como la negativa a luchar con el ejército americano (con una respuesta que le habría encantado a Samuel Fuller y que recuerda a algunos diálogos de Casco de acero. Pero llega a ser un tanto irritante. Mejor habría sido pegarle un buen puñetazo al tema y dejarlo KO… 


… como KO estamos a punto de quedarnos si no fuera por uno de los mejores Will Smith –que en esta ocasión sí consiguió al nominación al Oscar-, a la altura de En busca de la felicidad (Gabriele Muccino, 2006) y de la más reciente La verdad duele (Peter Landesman, 2015), por el irreconocible Jon Voight –también nominado-, y por sus irónicos enfrentamientos. El resto, es historia… 

… la historia del homenaje un boxeador, Muhammad Ali, campeón olímpico en Roma 1960 y tres veces campeón del mundo (1964, 1974 y 1978). El hombre que cambió la forma de ver el boxeo. El hombre que combatió el Parkinson como si se tratara de un rival más, y lo quemó en pebetero olímpico de Atlanta. Ayer, 3 de junio de 2016, voló finalmente como una mariposa para subir al cielo donde, seguro, nadie le llamará negrata. Aunque él, con su especial carácter, seguirá picado como una abeja. 

Valoración: 6 / 10 

ALI (2001) 
Director: Michaerl Mann 
Reparto: Will Smith, Jon Voight, Jamie Foxx, Jada Pinkett Smith, Mario Van Peebles, Ron Silver, Giancarlo Esposito, Jeffrey Wright, Mykelti Williamson, Nona Gaye, Michael Michele, Joe Morton, Alexandra Bokyun Chun, Barry Shabaka Henley, Ted Levine. 
Género: Drama, boxeo, biopic. 
Duración: 167 min.
 Hoy no hay trailer que valga. Hoy toca el mismo Ali en persona:


 

2 comentarios:

  1. Esta empecé a verla en su momento y la dejé en tareas pendientes, de momento va a seguir así la cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es de las mejores de boxeo, pero no está mal por el hecho de conocer al personaje ahora que ya no lo tenemos vivo.

      Eliminar

Follow Us @soratemplates