lunes, 21 de marzo de 2016

CRÍTICA LA MODISTA, "THE DRESSMAKER" (2015)

LA AGUJA MÁS RÁPIDA DEL OESTE AUSTRALIANO 
Por Lucía Pérez García  







El desierto asutraliano. Un tren. Una elegante y voluptuosa mujer baja de la máquina. No lleva puesto un guardapolvo. Ella viste de Balenciaga. Deja en el suelo su equipaje: una máquina de coser Singer. Los planos se detienen en los detalles. Suena una armónica. Todos en el pueblo de Dungatar están agitados, confundidos. No. No es la versión marsupial de Hasta que llegó su hora, ni la versión femenina de Charles Bronson. Es La Modista, la película más excéntrica de Jocelyn Moorhouse.  

Cuando Kate Winslet se levanta y pasea sus curvas, todos giran sus ojos. La aguja más rápida del oeste australiano regresa a la ciudad. De pasado misterioso y enigmáticas intenciones. Con un arma que solo ella sabe manejar, y mejor que nadie. Ha vuelto para vengarse. Y para ello cuenta con un arsenal de las mejores telas parisinas y mucho talento. El mismísimo Henry Fonda que ahorcó sin piedad al hermano de Armónica no hubiera podido resistirse a sus encantos. Como la Cardinale, ella trae la civilización. Pero la muerte siempre tiene un precio… 

Y en ello estaba la directora australiana. Inventando su propio spaghetti western en el hemisferio sur y fundiéndolo con un drama familiar y romántico de etiqueta. Dando pie al compositor David Hirschfelder a imitar al primer Morricone y mezclarlo con un poco de su estilo personal. Estudiando cada plano como si fuera el último para intentar parecerse a una versión aborigen del maestro Leone y de algún cineasta peculiar. Haciendo de sus personajes los protagonistas de una historia casi surrealista donde las mujeres, como en todo el cine de Moorhouse, son las que llevan los pantalones o, en este caso, los mejores vestidos. En ello estaba mientras inhalaba unos vapores de eucalipto y su cabeza se llenaba de canguros con sombrero de cowboy de alta costura. Tinoninoniiiiiii wa, wa, waaaaaa. 


No es ni buena, ni fea, ni mala. Es, simplemente, una rareza de la directora a la que una vez Spielberg ofreció dirigir Donde Reside el Amor (1995). Una de las mujeres, como Jane Campion o Gilliam Armstrong, salidas de la enorme cantera femenina del cine australiano que ha conseguido cruzar las fronteras y afincarse con cierto éxito en tierras americanas. La Modista consigue hacernos dudar con su atmósfera cambiante entre la comedia, el western, el thriller psicológico y el drama rural. Nos deja pasmados en el mejor (la valentía de la directora, la originalidad, las actuaciones) y el peor (la trama romántica, la indefinición y el cambio de tono constante) de los sentidos, según el momento. Nos entretiene y nos lleva a reflexionar. Y sobre todo, hace que nos replanteemos ese refrán de: aunque la mona se vista de seda…  


Valoración. 6.5 / 10 

LA MODISTA, “THE DRESSMAKER” (2015) 
Director: Jocelyn Moorhouse Reparto: Kate Winslet, Liam Hemsworth, Judy Davis, Hugo Weaving, Sarah Snook, Sacha Horler, Caroline Goodall, James Mackay, Kerry Fox, Alison Whyte, Barry Otto, Julia Blake, Rebecca Gibney, Shane Jacobson, Genevieve Lemon, Shane Black, Shane Bourne, Hayley Magnus. 
Género: Drama, comedia 
Duración: 118 min.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario