jueves, 18 de febrero de 2016

CRÍTICA DE EL RENACIDO, "THE REVENANT" (2015)

EL RENACIDO O EL ¿MERECIDO? TRIUNFO DE DICAPRIO E IÑÁRRITU 
Por Lucía Pérez García 

Atrás quedan Birdman y esa inesperada virtud de la ignorancia. En El Renacido no hay ignorancia que valga. Virtudes hay muchas (numerosos planos secuencia, tomas impresionantes, realismo extremo, tensión dramática...). Inesperadas ninguna. Quizás por acumulación y empeño dejan de ser virtudes espirituales para convertirse en virtudes cardinales, mucho menos virtuosas. Iñárritu se vuelve inmenso. Tan inmenso que asusta. Tan enorme que se le escapan las medidas hasta de los majestuosos paisajes del western. 

No, no es Robert Redford en La Aventuras de Jeremiah Johnson.
Echando la vista atrás nos topamos con Howard Hawks y su subestimado Río de Sangre (1952). Cazadores de pieles remontando el Missouri, Fort Leavenworth, combates e intercambios con los indios (en aquel caso los Blackfeet), disputas entre hombres blancos y sobre todo, los imponentes paisajes. Poquísimos westerns han explorado esta parte de la historia del Oeste Americano. Algo curioso teniendo en cuenta las numerosas leyendas que han llegado de los intrépidos hombres que se internaron en aquellas tierras aún desconocidas. Hawks lo hizo con su veracidad y humor carcaterísticos. Iñárritu, sesenta años después, propone una mirada más oscura. No hacia la historia, sino hacia el interior del ser humano. Una íntima oscuridad que emparenta El Renacido con la revisión temática del western contemporáneo, a la vez que con el cine más humano del director mexicano.  
 
Tú lo que quieres es que te coma...el oso.
El problema de El Renacido es precisamente la absoluta seriedad del enfoque. La venganza y la supervivencia llevadas al límite de la dureza y la locura. En casi total silencio. Con una frialdad y una dureza que asustan. Con una intensidad psicológica y una profundidad metafórica que inquietan hasta el punto de creer que estamos ante la versión western de Terrence Malick con un poco menos de música. Las más de dos horas y media se estiran en una venganza sin fin, con un fin que es en sí mismo una venganza a la inversa. 

Cuando el espíritu de Terrence Malick pulula por la sala de montaje.
La venganza, el tema que lo domina todo y que empuja a sobrevivir a un Leonardo DiCaprio más barbudo que nunca. Barbudo, magullado, congelado y casi de goma. DiCaprio nunca muere. ¿Quién recogería su Oscar sinó? Pues Michael Fassbender, claro. Di Caprio es el favorito en las quinielas. El más alabado por todos. El tipo de actor del que uno se alegraría de verlo subir al escenario a recoger su premio. Pero precisamente este año no creo que lo merezca. Demasiado relimpio para ser un superviviente mugriento y vengativo (esos movimientos de cabeza para apartarse el pelo de la cara). Demasiado intenso. Quizás Tom Hardy... Es posible que en unas semanas alguien se vengue de mí por haber dicho todo esto. 

Si no me dais el Oscar...me vengaré.
Tom Hardy: furia en las montañas nevadas.

Valoración: 7 / 10

EL RENACIDO, “THE REVENANT” (2015)

Director: Alejandro González Iñárritu.

Reparto: Leonardo DiCaprio, Tom Hardy, Domhnall Gleeson, Will Poulter, Forrest Goodluck, Paul Anderson, Kristoffer Joner, Joshua Burge, Duane Howard, Melaw Nakehk'o, Fabrice Adde, Arthur RedCloud, Christopher Rosamond, Robert Moloney, Lukas Haas, Brendan Fletcher, Tyson Wood, McCaleb Burnett.

Género: Supervivencia, drama, western.

Duración: 156 min.




No hay comentarios:

Publicar un comentario