sábado, 30 de mayo de 2015

CRÍTICA NUESTRO ÚLTIMO VERANO EN ESCOCIA, “WHAT WE DO WITH OUR HOLIDAY” (2015)



NUESTRO ÚLTIMO VERANO EN ESCOCIA, “WHAT WE DO WITH OUR HOLIDAY” (2015)   ANDY HAMILTON Y GUY JENKIN

Reaparto:   Rosamund Pike, David Tennant, Billy Connolly, Celia Imrie, Emilia Jones, Ben Miller, Amelia Bullmore, Bobby Smalldridge, Alexia Barlier, Imogen Toner, Kirstin Murray.



Valoración: 9 / 10

UNA PEQUEÑA OBRITA MAESTRA

Por Lucía Pérez García



Ojalá todos los veranos fueran como éste. En Escocia o en cualquier parte del mundo. Uno de esos veranos que te hacen reír y llorar a partes iguales. De esos que no se olvidan. Que quedan grabados en la memoria y en el corazón.




La película tiene de todo: comedia absurda, paisajes impresionantes, drama social, actualidad, enfermedades, música, aventuras y hasta vikingos. Nada sobra. Las ocurrencias de los niños no tienen desperdicio. El abuelo es genial. La lección que nos dan (abuelo y nietos) es más grande que ellos mismos. Y el mensaje final debería ser de cumplimiento obligado. Se diría que hasta lo menos malo es brillante. El guión está construido con la perfección de un puzle hecho por un niño que se siente arqueólogo escarbando entre piezas hasta dar con la adecuada, y artista orgulloso cuando ve enmarcado el resultado final.




Una película donde lo feliz te hace llorar y lo más triste te saca la más grande de las sonrisas. ¿Una nuevaLittle Miss Sunshine’? ¡Bravo, Andy Hamilton y Guy Jenkin!

martes, 26 de mayo de 2015

CRÍTICA DANDO LA NOTA, AÚN MÁS ALTO, “PITCH PERFECT 2” (2015)


DANDO LA NOTA UN POCO MÁS BAJO

Por Lucía Pérez García








Dar, dan la nota, pero un poco desafinada tirando a bemol. Cuando una secuela va precedida de las dudas de su protagonista mal empezamos. Si la primera, aunque muy divertida,  no alcanzaba muchas octavas, la segunda tarda varios compases en dar con el tono, intercalando, además, numerosos silencios de redonda. Y cuando finalmente consigue acercarse al nivel de su predecesora, se tropieza con un estribillo final nada pegadizo. La clave de sol se termina nublando.




A pesar de contar con varios personajes con fondo suficiente para explotar y reexplotar de distintas formas, y de tener la oportunidad de sorprender con nuevos números musicales, Elizabeth Banks prefiere asegurar antes de dar el salto. Las canciones decaen, la competición se queda en un nebuloso segundo plano, algunos personajes intentan destacarse fallidamente, otros desaparecen casi por completo o se desperdician y otros mejor se podían haber quedado en casa (Llámense alemanes o la nueva incorporación). La única que realmente consigue dar la nota aún más alto es Rebel Wilson. Y es que Amy la Gorda es un filón, de los gordos. 



No sé si habrá un más alto todavía, pero la directora debería empezar a pensar que los espectadores pueden ser tan exigentes como ella y su compañero jurado en la película

Valoración: 5.5 / 10

DANDO LA NOTA, AÚN MÁS ALTO,  “PITCH PERFECT 2” (2015) 
Director: Elizabert Banks 

Reparto:    Anna Kendrick, Brittany Snow, Hailee Steinfeld, Rebel Wilson, Anna Camp, Skylar Astin, Ben Platt, Elizabeth Banks, Adam DeVine, John Michael Higgins, Alexis Knapp, Freddie Stroma, Hana Mae Lee, Kelley Jakle, Karen Gonzalez, Katey Sagal, Brea Grant, Shelley Regner, Kristin McKenzie, Leticia Jimenez, Jodi Lyn Brockton.

Género: comedia, musical.





viernes, 22 de mayo de 2015

CRÍTICA CON LA MAGIA EN LOS ZAPATOS, "THE COBBLER" (2015)



CON LA MAGIA EN LOS ZAPATOS, “THE COBBLER” (2015)

Reparto:  Adam Sandler, Method Man, Ellen Barkin, Melonie Diaz, Dan Stevens, Fritz Weaver, Yul Vazquez, Steve Buscemi, Dustin Hoffman.



Valoración: 4.5 / 10


UN MAL TRUCO DE MAGIA

Por Lucía Pérez García



¿Dónde está la magia? ¿Enredada en los cordones? ¿Escondida bajo el betún? ¿Pisoteada cual caca de perro bajo la suela? Esté donde esté, seguro que está en los zapatos, porque la única magia que tienen los pies que los calzan es la de espantarnos con su creciente olor a rancio. Si al principio nos sentimos como un niño con zapatos nuevos y disfrutamosa lo grande de cada paso, los kilómetros van haciendo de las suyas. Empiezan a proliferar las ampollas y rozaduras, y empieza a crecer el deseo de salir corriendo descalzo sin esperar el final. Un final que, por otra parte, ya venía escrito con letras grandes en la entrada de la zapatería.


Ni las apariciones estelares de Dustin Hoffman y Steve Buscemi, ni el guapo, -y desperdiciado- de Dans Stevens, ni  la aceptable actuación d Sandler, ni -y esto si que es una pena- la magnífica idea inicial, consiguen mantener el brillo de un guión acabado a fuerza de calzador y rematado con adornos insulsos. Y es que es dificil mantener el ritmo con unas zapatillas que no tienen un número definido: ni son de niño, ni son de adulto.



En fin, 'Con la Magia en los Zapatos' tiene menos magia que una caja de Magia Borrás. Aunque, como aquella, no le faltan ilusión y buenas intenciones. Pudo ser un gran truco, pero se quedó por el camino. Los zapatos no aguantaron el peso del caminar.




miércoles, 20 de mayo de 2015

CRÍTICA UNA NUEVA AMIGA, “UNE NOUVELLE AMIE” (2015)

UNA NUEVA AMIGA, “UNE NOUVELLE AMIE” (2015) FRANçOIS OZON
Reparto:
Romain Duris, Anaïs Demoustier, Raphaël Personnaz, Isild Le Besco, Aurore Clément, Jean-Claude Bolle-Reddat, Bruno Pérard, Claudine Chatel, Anita Gillier, Alex Fondja, Zita Hanrot, Pierre Fabiani.

Valoración: 5 / 10

Por Lucía Pérez García

¿Es Romain Duris la nueva chica Almodóvar? ¿Es FranÇois Ozon la versión francesa del director manchego? Siempre truculento y obsesionado por las bajas pasiones humanas, el director galo parece disfrutar con los mismos temas que inundan la iconografía almodovariana: sexo, homosexualidad, travestismo…la diferencia está en el acento francés y en la elegancia que ello supone, lejos del esperpento español.



En ‘Una Nueva Amiga’, el tabú del travestismo se alía con una pizca de misterio y con los secretos de unas extrañas relaciones que, de tan enrevesadas, podrían resultar hasta factibles. Como una mezcla de comedia negra, drama y hasta un toque de surealismo y suspense, que no acaba de concretarse en un bloque sólido y convincente. La historia se ancla sobre todo en la actuación de su protagonista, el galán francés (que para mí tiene de galán lo que el portero de ‘Aquí no Hay Quien Viva’) Romain Duris quien, paradójicamente, ha ido a encontrar su mejor retrato en el de la dama en apuros. Si bien no llega a las cotas de Jared Leto en ‘Da llas Bullers Club’ (Jean-Marc Vallée, 2013), se mueve con más soltura sobre unos tacones que enfundado en un traje de chaqueta. Al final todo queda en una especie de manifiesto de modernidad y apertura tan fácil de ver como de olvidar.



jueves, 14 de mayo de 2015

CRÍTICA EL VIAJE MÁS LARGO, "THE LONGEST RIDE" (2015)



EL VIAJE MÁS LARGO “THE LONGEST RIDE” (2015) GEORGE TILLMAN JR.

Reparto: Scott Eastwood, Britt Robertson, Alan Alda, Oona Chaplin, Jack Huston, Melissa Benoist, Lolita Davidovich, Amber Chaney, Lindsey Elizabeth, Brigham McNeely, Tommy Brown, Perry Ball, Mary Austin, Brenda Moss-Clifton, Stephen Mackenzie Brown.



Valoración: 6.5 / 10



POR AMOR AL ARTE

Por Lucía Pérez García



Para unos será un viaje demasiado largo (de más de dos horas). Para otros una aventura que no acaba más que empezar. Los primeros verán a Nicholas Sparks en cada plano: besos bajo el agua, historias de amor imposibles entre distintas clases y modos de vida, pasados traumáticos, Flashbacks, cartas…Los segundos disfrutarán de los inmensos paisajes de Carolina del norte, se agarrarán a la butaca como si estuvieran en un rodeo, visitarán galerías, exposiciones y museos, se quedarán pasmados ante las obras de Pollock, De Kooning, Kline, Rotko…e incluso pujarán por algunas de ellas, y saldrán del cine con un sombrero de vaquero en la cabeza, un pincel en la mano y empapados hasta las cejas, no sé si de llorar o de tantísima agua que hay de por medio.




No es la primera ni será la última. No es diferente ni tampoco es igual. Tiene algo especial. Dos realidades diferentes. El arte. La fascinación ante algo que nadie entiende. Los rodeos y la vida rural. La competición como parte de uno mismo y la naturaleza como una más de la que formar parte. Dos conceptos también incomprendidos. Loco uno, loco el otro. Al final, locos de amor, pero con matices (que de eso el arte entiende mucho). Tanto un mundo como otro son capaces de llevarte a su espacio. El arte te absorbe. Las imágenes de los rodeos impresionan aún más. 




La otra historia pierde el elemento salvaje del rodeo, pero no por ello deja de ser interesante. El arte como elemento de unión entre dos épocas diferentes. Y el amor, como el mismo arte, eterno. La conjunción entre una y otra trama se van dando la mano poco a poco, y lo que un principio parece sobrar, acaba por tener sentido.



No hay un Ryan Gosling, pero hay un hijo de maestro que, si bien es demasiado enorme de tamaño, no pinta nada mal (aunque lo suyo sean los toros y no el arte). No hay una chica imponente, pero hay una nieta de otro no menos maestro cuyas caras de felicidad son la felicidad misma. No hay una gran película, pero tras la sorpresa de ‘Un Lugar Donde Refugiarse’ (Lasse Hallström, 2013), ‘El Viaje Más Largo’ sigue manteniendo un listón que llevaba años en decadencia desde ‘El Diario de Noa’ (Nick Cassavetes, 2004).