lunes, 14 de diciembre de 2015

CRÍTICA EL VIAJE DE ARLO, “THE GOOD DINOSAUR” (2015)

Director: Peter Sohn. 
Género: Animación.  
Duración: 100min.  



Valoración: 7 / 10 
Por Lucía Pérez García 

Últimamente, escribir una crítica sobre una película de animación, con distinguidas excepciones como Frozen o Del Revés, se ha convertido en una tarea tan repetitiva como sus propios argumentos. La receta es la misma: un pequeño personaje, normalmente de tamaño menor al resto y huérfano de padre, madre o ambos; se convierte en el héroe que nadie el mundo, ni remotamente (menos los espectadores, claro) pensaba que podía ser. Lo único que cambia es el paisaje, la época y la especie o procedencia del protagonista. En este caso: un mundo donde los dinosaurios no se extinguieron –con una primera escena que vale por toda la película- y dominan la tierra de forma civilizada. Cultivan maíz, conducen ganado…algo así como un Jurasic World del Lejano Oeste, con reminiscencias de Elmer Bernstein incluidas. Y un apatosaurio miniatura de pies grandes que se queda sin padre y cuyo objetivo es conseguir vencer sus miedos. 


Sin más. Sin momentos brillantes ni secundarios geniales. Tres velocirraptores que son la versión jurásica calcada de las hienas de El Rey León (espíritus de padres fallecidos y regresos a casa a parte), tres tiranosaurios cowboys desaprovechados, pterodáctilos-tiburones y un troglodita sin más gracia que su carita adorable y su actitud abrazable. Lo mejor, como suele ocurrir en estos casos, se queda en el tráiler. En el tráiler y en la impresionante grandeza visual. ¿Y la música? 


Michael Danna, ganador del Oscar por La Vida de Pi, y su hermano Jeff, componen una banda sonora diferente, muy cercana al western (Michael también trabajó con Ang Lee en Cabalga con el Diablo). No solo en el dibujo del paisaje, con las ya nombradas referencias, sino en la combinación de temas sinfónicos con otros para instrumentos tradicionales americanos. 

Los disneyfilos y dinoaurofilos, entre los que me incluyo, se llevarán alguno que otro mordisco de decepción. Disney y los dinosaurios no parecen llevarse bien. Si Dinosaurio (Eric Leighton, Ralph Zondag, 2000) no pasó al recuerdo. Arlo no irá mucho más allá, por mucho que consiga dejar su huella en el granero familiar. ¿Buenos dinosaurios animados? En Busca del Valle Encantado con James Horner a la batuta y Spielberg tras los mandos de producción. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario