viernes, 23 de octubre de 2015

CRÍTICA BLACK MASS (2015)

Director: Scott Cooper.
Reparto: Johnny Depp, Dakota Johnson, Joel Edgerton, Juno Temple, Guy Pearce, Benedict Cumberbatch, Kevin Bacon, Peter Sarsgaard, Jesse Plemons, Sienna Miller, Rory Cochrane, Julianne Nicholson, Adam Scott, David Harbour, Jeremy Strong, Brad Carter, W. Earl Brown, Corey Stoll. 
Género: Crimen, thriller, años 70, basado en hechos reales.
Duración: 122 minutos.  

Valoración: 6.5 / 10 

Esta es la historia de un actor que desapareció bajo una capa de prótesis y maquillaje. De unos ojos azules que te miran fríamente, como una víctima más. ¿Dónde está el lobo feroz? El de Johnny Deep se quedó en Into the Woods y otros cuentos. El de James Bulger está dentro. Callado, al acecho. La cara oculta, y no tan oculta, de un hombre contradictorio: capaz de matar a sangre fría y de entrar en cólera ante el simple pensamiento de la eutanasia. 

La historia de una película seca, gris. Respetuosa con las convenciones formales y narrativas del género. Comprensible desde el punto de vista de cada personaje, independientemente del tiempo de vida y los minutos en pantalla. Donde Scott Cooper no va más allá ni se queda corto. No cruza la línea de lo confuso y del flashback emocional, ni se limita a mostrar los acontecimientos tal cual, árida y bruscamente. Correcto, sin más.

 La historia de una espectadora que no se aburrió. Encontró interés en ciertos momentos. En otros pensó que los segundos podían correr un poco más rápido. No pudo despegar los ojos de la mirada azul como no pudo hacerlo en otras ocasiones con películas que, sin saber porqué, le hipnotizaban pese a ser extrañamente desagradables o incluso cuestionablemente buenas. No terminó disgustada. Tampoco emocionada. No repetiría, pero la recomendaría a los que les guste el género e incluso a los detractores de Johnny Deep. Quizás le rediman. Aunque solo sea por un tiempo, hasta la próxima excentricidad. 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario