domingo, 11 de enero de 2015

CRÍTICA EL JUGADOR "THE GAMBLER" (2014)



EL JUGADOR  “THE GAMBLER” (2014) RUPERT WYATT

Reparto: Mark Wahlberg, Brie Larson, Jessica Lange, John Goodman, Michael K. Williams, Sonya Walger, Emory Cohen, Leland Orser, George Kennedy, Richard Schiff.



Valoración: 4 /10



UN JUEGO DE LO MÁS ABURRIDO

Por Lucía Pérez García



Hagan sus apuestas. Yo pasó. Una hora entera intentando meterme en el juego y concentrarme en la estrategia para perderlo todo en los últimos 50 minutos. Lo reconozco, he perdido al partida…y el tiempo. No soy aficionada al juego dentro de la pantalla. Eso de los casinos, si no es con un Frank Sinatra o un Dean Martin paseando sus sombreros y sus voces por Las Vegas de los años cincuenta, no me llama lo más mínimo. Pero debo tener alma de ludópata, porque sigo insistiendo en cogerle algún día el gusto. Pero visto lo visto ese día parece muy, pero que muy lejano.



Rupert Wyatt nos invita a que juguemos con un remake de la película de Karel Reisz de 1974. Pero las cartas que juega son equivocadas. 


En primer lugar, Mark Wahlberg no es precisamente el as de la baraja, por mucho que, William Monahan, también guionista de ‘Infiltrados’, haya podido recomendarlo…mejor hubiera sido un Matt Damon, que al menos tenía alguna experiencia universitaria, porque lo que es a este hombre-blockbuster, no le pega ni con cola hablar de Shakespeare. 




En segundo lugar, la mafia china es un truco ya manido. Una cara de ojos rasgados tras un fajo de billetes ya parece más un farol que parte integrante de una buena trama.



En tercer lugar, la mano que juega el director es tan absolutamente predecible y requetevista que la partida pierde todo su interés desde el principio. Ni uno solo de los siete días, convertidos en siete capítulos separados por sus respectivas cartelas y cancioncillas pop, que le dan de plazo al protagonista para saldar su deuda, aportan nada nuevo que te mantenga atento a cada jugada.



Solo se salva, y a medias, John Goodman. Y es que ya lo dice su apellido: este hombre es bueno y no hay más que hablar. Siempre escondido detrás de la baraja, pero atento a cada movimiento.




En fin, que más vale echar una partidita al póker...



No hay comentarios:

Publicar un comentario