jueves, 11 de septiembre de 2014

CRÍTICA BOYHOOD (2014)



BOYHOOD (2014), RICHARD LINKLATER

Reparto: Ellar Coltrane, Patricia Arquette, Ethan Hawke, Jordan Howard, Lorelei Linklater, Tamara Jolaine, Tyler Strother, Evie Thompson, Tess Allen, Megan Devine, Fernando Lara, Elijah Smith, Steven Chester Prince, Bonnie Cross, Libby Villari, Marco Perella, Jamie Howard, Andrew Villarreal, Shane Graham, Ryan Power, Sharee Fowler.



Valoración: 9.5 sobre 10
UNA VIDA EN 12 AÑOS Y 166 MINUTOS

Por Lucía Pérez García



La vida sin más. Si adornos ni florituras. Desde el amanecer al anochecer, pasando por miles de atardeceres. Desde que uno abre los ojos al mundo con curiosidad, hasta que los cierra para abrirlos a un mundo nuevo en el que la curiosidad da paso al futuro. Momentos que, por comunes, pasan desapercibidos. Momentos que, por efímeros, se viven más intensamente. El camino de una existencia cualquiera que podría ser, y es, la de todos. Una existencia en la que la mitad de las veces no ocurre nada, pero en la que siempre tenemos algo que contar a nuestro compañero caminante.




Linklater es uno de esos caminantes que saben sacar lo mejor del más pequeño de los insignificantes detalles. Sabe exprimir al máximo las situaciones cotidianas y darles un toque de verdadero artista.  ¿Por qué hacer lo mismo una y otra vez? ¿Qué es el arte sino invención y creación? El artista no debe limitarse a copiar. Debe aportar algo. Y Linklater es un auténtico aportador. Ha hecho del tiempo una herramienta de trabajo modelable. Casi como si fuera algo material a lo que poder dar forma de mil maneras. Jugando con el espacio, los objetos, la tecnología, la música, los diálogos y las expresiones, la periferia, incluso el aire que se respira.




 Uno queda hipnotizado ante un crecimiento casi imperceptible (crecimiento físico, intelectual y artístico). Como si todo lo que parece en la pantalla fuera tan nuestro como nuestra propia vida. Tan ordinario y tan habitual a nuestra mirada. Como nuestro reflejo en un espejo. Siempre es igual ante nuestros ojos. Solo la contemplación comparada de instantes detenidos a lo largo del tiempo nos muestra la progresión y nos abofetea con la realidad. Sabes que todo cambia, pero en el proceso casi no te has dado cuenta. En ‘Boyhood’, el niño que en un primer momento mira al cielo pensativo, nos pilla de imprevisto al final. ¡Pero cuánto ha crecido este niño! ¡Qué cambiado está! ¿Cuándo ha sido eso? Si parece que fue ayer cuando solo tenía seis años…
Más en http://www.intracine.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario