sábado, 16 de agosto de 2014

CRÍTICA BELLE (2013)

 

BELLE (2013), AMMA ASANTE
Reparto: Gugu Mbatha Raw, Tom Wilkinson, Sam Reid, Sarah Gadon, Miranda Richardson, Penelope Wilton, Tom Felton, James Norton, Matthew Goode, Emily Watson.

Valoración: 7 / 10

RETRATOS QUE CUENTAN HISTORIAS E HISTORIAS QUE SE HACEN CINE
Por Lucía Pérez García


Entre lo verídico y lo pintoresco. Arte que se alimenta de arte. Cuadros que cobran vida y se convierten en cine sin necesidad de que se haga de noche en el museo…

18us7sljegb0ujpg

La pintura se ha vuelto loca. Al fin ha encontrado el movimiento que con tanto ahínco venía buscando. Las figuras  de los cuadros se han desprendido del óleo que las mantenía pegadas al lienzo y han tomado consistencia de carne y hueso. Han abierto la boca y nos han contado su historia.

Allá por 1990, el alter ego de Kurosawa conversaba con Van Gogh y sobrevolaba sus campos de trigo (‘Los Sueños de Akira Kurosawa’, Akira Kurosawa, 1990). Robin Williams construía su otra vida a través de la pintura del cuatrocento, al pintura romántica, el impresionismo…(‘Más Allá de los Sueños’, Vincent Ward, 1998). Hace poco, una tal Shirley nos hacía ver visiones de la realidad más cinéfila de Edward Hopper (‘Shirley: Visiones de una Realidad’, Gustav Deutsch, 2013). Y ahora, son las protagonistas de un retrato del siglo XVIII atribuido a Zoffany las que se atreven a dar el paso al celuloide: Dido Elizebeth Belle (Gugu Mbatha Raw) y Lady Elizabeth Murray (Sarah Gadon).

Entre lo real y lo imaginario. Dos personajes verídicos retratados en un cuadro. Dos chicas sonrientes. Nos miran distraídas, como si las hubiéramos sorprendido en medio de una charla de jovencitas llena de secretos. Se diría que son amigas, pero una de ellas tiene la piel oscura. Ella no viste tan elegante como su compañera ni sujeta un libro en la mano. Ella lleva un frutero y lo más que se permite es un juego de collar y pendientes, seguramente baratos. Sin embargo, hay algo extraño. El contacto directo y la expresión de la mulata que, sin complejo alguno, se señala el rostro. El color no importa: “Negra soy, pero hermosa”, que diría Salomón en el Cantar de los Cantares.


Y es que Dido Elizabeth Belle no fue una “mulata” cualquiera. Hija de un almirante de la Marina Real Británica y de una mujer negra, fue criada por su tío abuelo, un rico aristócrata. Vivió rodeada de lujos de los que no le estaba permitido disfrutar. Su color de piel y los prejuicios de la sociedad se lo impedían. Pero ello no le impidió luchar por la justicia. Aprovechando la masacre del Zong, un barco negrero en el cual fueron asesinados 142 esclavos, revindicará los derechos de su raza.

Directora, guionista y protagonista de color: Amma Asante, Misan Sagay y Gugu Mbatha Raw, respectivamente. Parece que la lucha de Dido no fue en vano. Quizás no fuera tal y como nos la cuentan. Quizás el cuadro no expresaba lo que pensamos. Pero la imaginación y el cine pueden cualquier cosa.

Redundante en el tema de la esclavitud, con cierto resabio de telefilme vespertino y recuerdos literarios. Pero con unas actuaciones correctas, un ritmo que no cansa, una trama bien equilibrada que toca desde lo social hasta el romance y una dirección artística que parece también salida de un cuadro dieciochesco.

La ficción a veces supera a la realidad, mientras que la realidad queda convertida en ficción, con olor a óleo y barnices.

Más críticas, noticvias y artículos sobre cine en: http://www.intracine.es/


No hay comentarios:

Publicar un comentario