sábado, 26 de julio de 2014

CRÍTICA EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS, “DAWN OF THE PLANET OF THE APES” (2014)



EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS, “DAWN OF THE PLANET OF THE APES” (2014), MATT REEVES

Reparto: Andy Serkis, Jason Clarke, Gary Oldman, Keri Russell, Toby Kebbell, Kodi Smit-McPhee, Enrique Murciano, Kirk Acevedo, Judy Greer.



Valoración: 4 sobre 5



AMANECE, QUE NO ES POCO

Por Lucía Pérez García



Resulta que el sucesor de Julio César es un chimpancé. Cosas de la evolución y de las consecuencias que el cambio climático tiene sobre los árboles…genealógicos. Da igual que éstos hundieran sus raíces en la mismísima Afrodita. Al final, como al principio –porque la historia siempre se repite, porque el tiempo en tan, pero tan relativo y porque al cine le gusta mucho filosofar sobre la humanidad-, son los monos los que terminan colonizando la copa y construyéndose un lujoso nidito entre la frondosidad de sus ramas. Sin embargo, por muy simio que sea este nuevo César, su destino es el mismo que el de su antepasado: arrasar con el mundo para fundar un imperio o, en su caso, todo un planeta. Muy monos estos simios… ¿verdad?

Pues sí. Muy monos. Demasiado. Tanto que llegan a parecer más humanos que los actores de carne y hueso. Ojos de mono que dicen más que toda una expresión hombruna. Monos que sienten más hondo que cualquier persona. Monos con corazón. Monos con alma. Alma de mono. Completamente. Contagiada por el espíritu humano de Andy Serkis. Un hombre mitad hombre, mitad simio, mitad criatura informática. Un hombre que parece conservar los instintos animales del origen de la humanidad. Un homo sapiens con media ración de homo y triple ración de sapiens. Nunca los monos fueron tan humanos. Nunca el hombre fue tan mono. 



Y es que en esta película los monos parecen ellos. O mejor dicho, nosotros. No por malos ni por buenos. Sino porque los que llevan el verdadero peso emocional son nuestros amiguitos peludos. Si disparan a un hombre –y estos monos REALMENTE SABEN LO QUE ES DISPARAR-, no se acaba el mundo por ello. Si el que sufre es un simio. Un momento. Hay que pensarlo dos veces y seguir respirando con normalidad. Tan empáticas son estas criaturas de andares encorvados. Y no digamos ya las criaturitas, que casi podrían robar al Gato con Botas el primer puesto del ranking de cositas más tiernas.




César quiere perpetuar la especie. El ESPECTÁCULO debe continuar.





PD1: ¿Por qué me recuerdo a veces a El mundo Perdido (Jurasic Park 2), a veces a Congo, a veces a Gorilas en la Niebla, a veces a una película de acción con muchos disparos, muchos golpes y mucho fuego, a veces a un western y a veces al  El Planeta de los Simios sin más?

¿LOS SIETE MAGNÍFICOS? ¿LOS MERCENARIOS? ¿LOS MONOS JINETES DEL APOCALIPSIS?


PD2: Yo también echo de menos a James Franco…



2 comentarios:

  1. Andy Serkis es uno de los actores menos y a la vez más conocidos... pero a mi me encanta jaja

    ResponderEliminar