viernes, 21 de febrero de 2014

# cuentos # fantasía

CRÍTICA CUENTO DE INVIERNO, "WINTER´S TALE" (2014)

CUENTO DE INVIERNO, “WINTER´S TALE” (2014), AKIVA GOLDSMAN

Reparto: Colin Farrell, Jessica Brown Findlay, Russell Crowe, Jennifer Connelly, William Hurt, Eva Marie Saint, Matt Bomer, Kevin Durand, Lucy Griffiths, Kevin Corrigan, Will Smith.

Valoración: 3 sobre 5

BLANCO AZUCARILLO Y NEGRO 
Por Lucía Pérez García

Soy una cuentista. Me gustan los cuentos. Y en un cuento no todo puede ser tan negro como lo pintan. ¿Exagerada? Todos los cuentos exageran. ¿Empàlagosa? Los amores empalagan. ¿Sentimental y complaciente? En cierta forma. ¿Típica? Lo bueno es blanco. Lo malo es negro. Una voz en off susurrante habla de los milagros y de la luz. Cierto. ¿Predecible? Quizás al final. Quien sea capaz de adivinar algo al principio es más cuentista que el propio cuento. Es más, quien se entere de algo durante la primera mitad, es que tiene demasiado cuento.  ¿Mala? Tiene sus fallos: es liosa, quiere ser profunda, el cálculo del tiempo es cuestionable y el caballo es como un pegaso teledirigido de videojuego. Pero es bonita. Es un cuento. Y a mi, repito, me gustan los cuentos.



Una historia de fantasía sobre un ladrón, una chica moribunda y un caballo volador. Una sinopsis tan surrealista como la misma historia. Basada en la novela del mismo nombre de Mark Helprin, escrita en 1983.   No hay mucho más que contar. Es eso; un ladrón (Colin Farrel), una chica moribunda (Jessica Brown Findlay) y un caballo volador. A partir de ahí, serán los malos y el tiempo los encargados de armar las piezas de este rompecabezas interdimensional: viajes en el tiempo, lugares prohibidos, malos malísimos, el mismísimo diablo con cara de Will Smith…ejem.



Y entre todo este liante lío. Russel Crowe. No el repeinado –o despeinado- Colin Farrel que ultimamente anda saltando de cuento en cuento (hace poco lo veíamos como padre de Mary Poppins en Al encuentro de Mr Banks, curiosamente, con un peinado similar) , ni la chica con fiebre que duerme en la azotea y camina descalza por la nieve (estas cosas deberían estar prohibidas en invierno), ni el “super retorno” de Eva Marie Saint, ni Jennifer Connelly, ni nada de nada. Es Russel Crowe el que se pone el cuento por montera. Un malo que no es tan malo porque es un siervo del mal mayor (y porque se llama Pearly…¡Pearly!). Un malo monstruoso con cicatrices en la cara y tics nerviosos. Un malo que no es “compasivo”. Un malo que gusta. Que impone como solo impone un ex gladiador. Un malo que lleva la firma de un enorme –artística y físicamente hablando- Russel Crowe. Ya dije que nada es tan negro como lo pintan. 



2 comentarios:

  1. A mi tambien me gustan muchos los cuentos, asi que la vere ;)

    ResponderEliminar
  2. Si te gustan, seguro que te gusta. Yo no entiendo porque la ponen tan malísima, en serio. Tiene sus fallos, lo reconozco, y quizás es algo sensiblera y empalagosilla, pero es bonita y a mi me gustó. Y Russel Crowe más todavía, está genial!

    ResponderEliminar