viernes, 2 de agosto de 2013

CRÍTICA GUERRA MUNDIAL Z "WORD WAR Z" (2013), MARC FORSTER

GUERRA MUNDIAL Z “WORD WAR Z” (2013), MARC FORSTER

Reparto: Brad Pitt, Mireille Enos, Daniella Kertesz, David Morse, Matthew Fox, Eric West, James Badge Dale, David Andrews, Ludi Boeken, Fana Mokoena, Abigail Hargrove, Elyes Gabel, Pierfrancesco Favino, Moritz Bleibtreu, Ruth Negga

Valoración: 2 / 10

SI HITLER RESUCITARA…
Por Lucía Pérez García

Zombi según la RAE: (Vozde or. africano occiD.) 1. m. Persona que se supone muerta y que ha sido reanimada por arte de brujería, con el fin de dominar su voluntad. 2. adj. Atontado, que se comporta como un autómata.

Zombi según la Wikipedia: figura legendaria consistente en un muerto resucitado por medios mágicos por un hechicero vudú para convertirlo en su esclavo.

Zombi según la Frikipedia: dícese de aquel ser mohoso y pestilente, semipodridillo que sale del subsuelo para comer cerebros humanos como si fuesen langostinos, aunque expertos en la materia afirman que si un hombre (u cualquier otro ser orgánico) vuelve de la muerte, sigue considerándose zombi por más pulcro y vegetariano que se lo encuentre.

Zombi según George  A. Romero: muerto vuelto a la vida (no controlado por nadie) cuya única motivación es alimentarse de carne de seres humanos vivos. Su peligro no recae en su capacidad de raciocinio  ni en su velocidad, ambas limitadas, sino en su número y en su voracidad
                  
Zombi según Guerra Mudial Z: criatura horripilante e inconsciente que se mueve a más fotogramas por segundo que el resto de personajes y que emite perennemente sonidos desagradables tipo me absorbo a mismo como si se me cayera la baba, aullidos salivosos, gruñidos como esputos y rechinar de dientes.  Se alimenta de carne humana viva, convirtiendo en zombi a su víctima en pocos segundos.

Zombi según yo: un monstruo más como otro cualquiera, pero más feo, más tonto y más asqueroso.


Confieso que esta ha sido mi primera experiencia con el género de zombis. Y a Dios pongo por testigo que será la última. Lo siento por todos aquellos aficionados al cine de zombis, pero no es algo que me agrade especialmente y después de esto, menos aun. Me consolaré pensando que al menos he aprendido algo sobre el género…
Creo que la película no tiene sentido ninguno. Es un producto más de la moda. Ahora a todo el mundo le ha dado por los vampiros, los posesos, los muertos y los zombis. Qué si la saga Crepúsculo, que si los zombis adolescentes, que si el mismísimo Lincoln emulando a Buffy cazavampiros, que si Walking dead… ¿Dónde vamos a ir a parar? ¿Quiénes son los verdaderos zombis? ¿Los monstruos o los que siguen la moda al pie de la letra?
Puede que me esté contradiciendo un poco a mí misma, pues en la crítica anterior (Pacific rim) defendía todos los géneros del cine como algo diferente y con sus cualidades propias. Pero es que no puedo evitarlo. Esto ya me supera. Y, sin embargo, el cine de zombis no es nada nuevo. De hecho, surgió en los años 30 (White zombi, 1932, con Bela Logosi, como no), lo cual viene a decir que si aun continúa “vivo” es por algo. Para gustos los colores…
En cuanto a Guerra Mundial Z, es algo así como Brad Pitt en la vuelta al mundo  zombi en 80 días Pero el viaje es mucho más corto, y aburrido, que el de Willy Fog: Filadelfia, Nueva Escocia, Corea del Sur, Israel y Gales. La suerte es que dura solo una hora y cuarenta minutos y  les está permitido apearse en cualquier estación.
El argumento es el siguiente: Guerry Lane (Pitt) es un agente de las Naciones Unidas que, ante la invasión zombi del planeta, intentará evitar (otra vez) el apocalipsis. Para ello va a recorrer el mundo buscando la origen de lo que ellos creen que es una especie de virus que se está extendiendo a una velocidad desorbitada. Y algunos se preguntaran ¿Ser zombi es una enfermedad provocada por un virus? Pues resulta que los zombis no tienen una explicación concreta, que lo mismo se deben a la acción nuclear, que a sustancias químicas que a un pequeño microorganismo. O al menos eso dice George A. Romero. Y no seré yo quien  contradiga al experto, si es que se puede ser experto en algo como los zombis…

Con tanto ajetreo, entre viajes, criaturas “no muertas” (undead) y planos, planos y más planos de una centésima de segundo, se podría pensar que la acción, al menos, debería resultar entretenida. Sin embargo, los traslados y las distintas estancias  no tienen sustancia ninguna, no están narrados con acierto. En ningún momento te ves trasladado a otro lugar del mundo y los únicos que parecen darse prisa son los propios zombis quienes, contradiciendo las convenciones del género, se mueven más rápido que Usain Bolt en una final olímpica.
Parece ser que lo poco de acertado que pueda tener la película está en la parte técnica, aunque a mí eso de los tsunamis zombi escalando muros o las marabuntas zombi enganchándose a un helicóptero no me convence para nada. Es más, me resulta bastante ridículo. Estarán muy bien hechos y todo lo que se quiera, pero unos buenos efectos y una buena caracterización no enmascara película sin sustancia y algo absurda (y e final ya es el colmo).

Pese a todo esto, hay cientos de películas de zombis que han tenido éxito: desde La noche de los muertos vivientes de George A. Romero, hasta Bienvenidos a Zombiland de Guillermo del Toro, pasando por 28 días después de Danny Boile y el sorprendente fenómeno televisivo The Walking dead. Por su puesto, yo no he visto nada de ello y, por lo pronto, no tengo intención ninguna, pero ahí lo dejo por si alguien se atreve a explorar en las profundidades del mundo de los no muertos. Espero que salgan con vida…


PD: por un momento tuve la esperanza de que la Z del título fuera la marca del zorro que venía a salvarme…que ilusa.
Trailer en español

No hay comentarios:

Publicar un comentario