martes, 20 de agosto de 2013

CRÍTICA ELYSIUM (2013)

ELYSIUM (2013), NEILL BLOMKAMP

Reparto: Matt Damon, Jodie Foster, William Fichtner, Alice Braga, Sharlto Copley, Diego Luna, Wagner Moura, Talisa Soto, Ona Grauer, Terry Chen, Adrian Holmes

Valoración: 3 / 10

Y ASÍ SUCESIVAMENTE…
Por Lucía Pérez García

Últimamente el cine es como un disco rayado. No pasa ni una semana sin que nos bombardeen con otro  blockbuster sci-fi, futurista, entre lo apocalíptico y lo desastroso: Obivlion, After Earth, Guerra mundial Z, Pacific rim…y por si no teníamos suficiente,  esta semana nos toca Elysium.
Con estas películas ocurre como con las series de TV: todas cuentan lo mismo, pero introduciendo una pequeña variación para hacernos creer que es algo novedoso. En el primer caso solo tenemos que cambiar de traje al protagonista (médico, policía, bombero, detective, científico, vidente…) y ya tenemos una serie nueva. Da igual que se trate del mismo caso de asesinato, lo que importa es el punto de vista desde el que se resuelve. Mientras que en el segundo basta con mostrarnos un futuro desastroso y pesimista. La causa del desastre viene a ser algo así como las distintas profesiones de los protagonistas televisivos, depende de la imaginación y, en este caso, de las dotes proféticas del director: extraterrestres, desastres naturales, criaturas que huelen el miedo, zombis, monstruos que salen del océano o el mismo hombre inflamado por su egoísmo y vanidad. Esto ya empieza a ser algo cansino y repetitivo.
Visto lo visto, parece ser que en el futuro lo que nos espera es un retorno al siglo XIX (si es que alguna extraña criatura no se ha adueñado de la tierra antes), a Carlos Marx, a la división de clases, al proletariado y a la burguesía. Qué novedad…lo mismo contaba Fritz Lang en Metrópolis, en 1927. Y lo mismo han contando tantas y tantas películas. Aunque sus directores más que tratarlas como visiones distópicas del futuro, las tratan como una especie de denuncia social de la situación del momento.
Este tono de denuncia es el que ha querido transmitir de nuevo Blomkamp quien, en Distrito 9, su primer largometraje, ya tocaba el tema de la división social, aunque en ese caso entre humanos y alienígenas. Ahora, en Elysium, ha añadido también un pequeño alegato sobre la inmigración ilegal y sobre la sanidad pública. Vamos, que nos hemos topado con un director indignado en toda regla.
Fuera de la temática y del mensaje, encontramos un entramado visual bastante interesante, pero también bastante convencional en este tipo de películas, lo cual no dice nada negativo de la misma, pues todos los géneros tienen sus clichés y acabar con ellos sería matar al género en sí, pero no estaría de más un poco de innovación, que llevamos viendo las mismas ciudades futuristas desde principios del siglo XX y aun miro por la ventana y no las encuentro por ningún sitio.
Matt Damon vuelve a destacar en el papel protagonista como suele ocurrir cada vez que aparece en pantalla. Pero esta vez impacta aun más al tratarse de un cambio radical de registro después de la reciente Behind the candelabra, donde interpretaba a una especie de chico de compañía homosexual, un rol muy alejado a lo de sus Jason Bourne o François Pienaar, al que de nuevo retorna en cierta manera. También Jodie Foster y Sharlto Copley sobresalen como malos malísimos.

Y perdonen si no comento muchos detalles más, pero es que, si digo la verdad, creo que por momentos se me cerraron los ojos levemente…con eso lo digo todo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario