viernes, 7 de junio de 2013

CRÍTICA UN AMIGO PARA FRANK, "ROBOT AND FRANK" (2012)

UN AMIGO PARA FRANK, “ROBOT AND FRANK” (2012), JAKE SCHREIER

Reparto: Frank Langella, Jmaes Marsden, Liv Tyler, Susan Sanarandon, Peter Sarsgaard, Jeremy Strong, Darío Barosso, Bonnie Bentley, Jmaes D. Compton

Valoración: 7 / 10

EN UN LUGAR DE LA MANCHA DE CUYO NOMBRE NO “PUEDO” ACORDARME…
Por Lucía Pérez García con la ayuda de Miguel de Cervantes Saavedra

…vivía un hidalgo de manos largas, astuta, aunque olvidadiza mente y robot hablador. Un tazón de cereales y una botella de leche caducada hacían las veces de desayuno diario, mientras la casa esperaba en su eterno alboroto a que alguien la limpiara. Tenía un hijo muy serio y una hija medio hippie con los que se comunicaba a través de pantallas transparentes manejadas por la voz. Andaba la edad de nuestro hidalgo por los setenta años. Era de complexión recia y grande, poco madrugador y amigo del desorden. Su nombre era Frank, ladrón jubilado, y tenía por amigo a un robot.
Es, pues, de saber, que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso (que eran los más del año), se daba a leer libros que sacaba de la biblioteca. Allí había una moza bibliotecaria de muy buen parecer, llamábase Jennifer, y era su Dulcinea del Toboso.
La vida le era más o menos grata hasta que los mozos futuribles decidieron pasar el mundo por un escáner. Así, rematado ya su juicio y con su amigo robot perfectamente integrado, le pareció conveniente y necesario, así para el aumento de su honra como para el servicio de su república, recordar su pasado de ladrón de guante blanco y acabar con los maléficos planes de sus modernísimos vecinos. Lo primero que hizo fue recuperar sus herramientas, puestas y olvidadas en un rincón. Entrenó luego a su robot, cual dócil rocín, al que llegó a convertir en un experto hurtador.
Hechas pues estas prevenciones no quiso aguardar más tiempo a poner en efecto su pensamiento, apretándole a ello la falta que él pensaba que hacía en el mundo su tardanza, según eran los agravios que pensaba deshacer, sinrazones que enmendar, abusos que mejorar y deudas que satisfacer. Y así, sin dar parte a persona alguna de su intención y sin que nadie le viese, se armó de todas sus herramientas, cogió a su robot y salió al campo con tan grandísimo contento y alborozo de ver con cuanta facilidad había dado principio a su buen deseo.
Pero no todo iban a ser alegrías en el caminar de nuestro hidalgo y su robot. Pues el campo está lleno de baches que la mente humana, cuan natural que es, a veces también imita.

Tuvo a todo el mundo en poco;
Fue el espantajo y el coco
Del mundo en tal coyuntura,
Que acreditó su ventura
Morir cuerdo y vivir loco.


PD: No ha sido otro mi deseo que poner en alza las pequeñas historias que, quijotescamente contadas y con un ligero toque de ciencia ficción de la pequeñita, llegan al corazón. Quizás por eso, por lo pequeñito, pueden colarse más profundo que las grandes producciones, cuyas tres dimensiones superan el galibo del sentimiento.

4 comentarios:

  1. Un film simplemente maravillosa con un gran mensaje y un guión muy bien escrito que vale la pena ver. Hace poco la vi a través de películas online y me sigue encantado por ser una película con un gran contenido. Se las recomiendo muchísimo es maravillosa.

    ResponderEliminar
  2. Es la prueba de que no hace falta un gran presupuesto ni grandes efectos especiales para conseguir una buena película.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena. Bien planteada, entretenida, interesante.

    ResponderEliminar