domingo, 14 de agosto de 2016

CRÍTICA DE REGRESO A CASA (2014)

ZANGH YIMOU REGRESA A CASA 
Por Lucía Pérez García  




Durante los años que duró la Revolución Cultural China (1966-1976), todo individuo contrario a las ideas de Mao era acusado de deslealtad política y visto como una amenaza para el régimen. Como un virus que extendía por la sociedad la enfermedad de la insurrección y la desobediencia. El destino de estos hombres era la violencia, la tortura e incluso la muerte. Con especial ensañamiento en intelectuales y artistas. Toda una generación de chinos, pues, quedó desprovista de una buena educación, contemplado de forma pasiva como desaparecían miles de libros, obras de arte, edificios y todo lo relacionado con la tradición (popular y religiosa) y el pensamiento reaccionario. La repetición de lemas y la visión continua de la imagen de Mao eran el pan de cada día (el interés por el maoísmo no se limito solo a China. En España se publicó durante esos años el libro Los comics de Mao, lleno de ilustraciones y textos de adoctrinamiento. Y qué decir del Libro rojo de Mao, lectura obligada para los comunistas del mundo).  


El cine, como arte y medio de comunicación idóneo para la transmisión de ideales, se vio completamente afectado. La gran mayoría de las películas anteriores al régimen fueron prohibidas, y la producción se redujo de forma considerable, recordándose por encima de todas El ejército rojo de las mujeres (Jin Xie, 1960), que tuvo un remake por parte de Hóngsè Niángzǐjūn en 1971 –y cuya versión en ballet podemos ver en la película de Yimou-. Sería la quinta generación del cine chino, la primera en graduarse en la Academia de Cine de Pekín tras la revolución, la que rompiera con todo esto. Entre sus componentes se encontraban Zhang Yimou. Tras Amor bajo el espino blanco (2010) Yimou vuelve retoma el tema de la Revolución Cultural –que tratará en otros trabajos como Vivir (1994)- en Regreso a casa.  


Una película en la línea del cine del director de Las flores de la guerra (2011): triste y bella en la misma medida, conmovedoramente feliz como resultado de esa tristeza, y siempre lección de vida, como historia y documento, y como comportamiento moral. Algo también común al cine chino de su generación y, en general, al cine oriental y su condición estética y dramática. 



No solo se expone de forma explícita la situación del país, algo necesario desde el punto de vista de la historia China, sino que se adentra en las emociones de aquellos que lo vivieron, y lo hace de una forma tan sutil, cautelosa y artística, musical y silenciosa; que esa doble lección de la que hablaba causa un impacto mayor. Más aun cuando el olvido de la protagonista –Gong Li, en su séptima colaboración con el director, segunda tras su divorcio- es causa y efecto del olvido general de una sociedad de recuerdos adquiridos a la fuerza.  

Valoración: 8.5 / 10 

REGRESO A CASA, “GUY LAI” (2014) 
Director: Zhang Yimou 
Reparto: Gong Li, Chen Daoming, Zhang Huiwen, Guo Tao, Yan Ni, Li Chun, Zhang Jiayi, Liu Peiqi, Ding Jiali, Xin Baiqing, Zu Feng, Chen Xiaoyi 
Género: Drama 
Duración: 111 min. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario