viernes, 26 de febrero de 2016

CINE Y ATLETISMO: GALLIPOLI (1981)

20:47:00 2 Comentarios
GALLIPOLI: EN EL ATLETISMO Y EN LA GUERRA
Por Lucía Pérez García 



Porque no solo de fondistas vive el cine. Los velocistas también tienen un hueco. La de 1980 fue la década en la que las piernas de los actores se movieron más rápido. En Carros de fuego, Eric Liddell (Ben Cross) demostró que Dios le había hecho con un propósito: correr más rápido que nadie. Un año antes, en Gallipoli, Archie Hamilton (Mark Lee) corría a la velocidad de un leopardo. Todos recordamos la escena de los atletas rodando por la playa acompañados de la música de Vangelis. Mítica y motivadora como la que más. Pero pocos recuerdan la arenga de un entrenador a su joven pupilo y sus 9.8 segundos en unos 100 metros en medio del total silencio del gran desierto australiano. ¿Por qué? Australia está tan lejos…  

¿Qué son tus piernas? 
 Muelles, muelles de acero. 
¿Y qué van a hacer? 
Llevarme a toda velocidad 
¿A qué velocidad puedes correr? 
A la de un leopardo 
¿Y a qué velocidad vas a correr? 
A la de un leopardo.  



El cine australiano empezó a conocerse internacionalmente a partir, precisamente, de los ochenta, cuando directores como George Miller o Bruce Beresford y actores como Mel Gibson o Sam Neill, encontraron un sitio en Norteamérica. Fue la época de Mad Max y Crocodilo Dundee. También la de Gallipoli. Pero la memoria, bastante ajena a lo marsupial, se decantó por la locura más universal de Max Rockatansky y Michael Dundee. No se dio cuenta de que los atletas también somos unos locos de primera, y de que la guerra, en cualquier parte del mundo, es una total locura.  


Uno de los hombres que pertenecieron a esta nueva ola del cine australiano fue Peter Weir, un director ante el cual hay que ponerse firmes y decir aquello de: “Oh capitán, mi capitán”. En su haber, maravillas tales como: El Año que Vivimos Peligrosamente (1983), Único Testigo (1985), La Costa de los Mosquitos (1986), El Club de los Poetas Muertos (1989), El Show de Truman (1998) y Master & Comander (2003). Gallipoli fue un punto de inflexión en su carrera. Su idilio con el cine americano estaba a en cámara de llamada, listo para salir a la pista. 


Y si extraordinario es el director, no lo es menos el compositor Brian May, considerado el mejor australiano de su profesión. Autor de la trilogía inicial de Mad Max y culpable de que los momentos más atleticos de Gallipoli nos lleguen al alma. A sus temas, con ese sabor tan ochentero del sintetizador, estilo Vangelis y Giorgio Moroder, se suman el tema “Oxigene” de Jean Michael Jarre para el momento de máxima tensión de la batalla final, y el Adagio en sol menor para cuerdas y órgano de Albioni, para dibujar los sentimientos hacia el horror de la guerra. Y a todo ello, el silencio, como uno de los elementos más importantes. 



Y es que como bien dice el propio protagonista (apunten bien): “Correr no es todo en la vida”. Por eso Gallipoli es, ante todo, una cinta bélica. Una fórmula que aprendería bien Angelina Jolie para hacer Invencible (2014). Y es que tanto en la guerra como en el atletismo el objetivo es siempre la victoria: personal, moral, física o material, pero victoria al fin y al cabo. Tan impresionante como la descripción de las emociones ante la inminente batalla y el miedo a la muerte, lo es la del significado del atletismo. Un modo de vida, de amor hacia los seres queridos, de amistad, de diversión, guardián de recuerdos y momentos, incluso un elemento de supervivencia y valor. Un símbolo del verdadero significado del deporte.  


Única e inolvidable. El plano final se te queda grabado para siempre como una doble imagen: victoria y muerte. La entrada en meta y en la otra vida tienen en Gallipoli un significado similar. 

Valoración: 
-Cinéfila: 7 / 10 
-Motivación: 6 / 10 
-Técnica: 6.5 / 10 

GALLIPOLI (1981) 
Director: Peter Weir 
Reparto: Mel Gibson, Mark Lee, Bill Hunter, Robert Grubb, Tim McKenzie, David Argue, Ron Graham, Bill Kerr. 
Género: Bélico, Primera Guerra Mundial, Atletismo. 
Duración: 110 minutos.

 

jueves, 25 de febrero de 2016

ESPECIAL OSCAR 2016

19:07:00 0 Comentarios
COMO TODOS LOS AÑOS POR ESTAS FECHAS, ME CONVIERTO EN ESTATUILLA DORADA, REÚNO TODAS LAS CRÍTICAS, OS DOY MIS PREDICCIONES, Y OS DIGO: AND THE WINNER IS... 


MEJOR PELÍCULA 
-Marte 

Yo, Oscar… nunca entenderé porque no aparece Carol entre las nominadas. Y como no lo entiendo, voto por ella. Mientras tanto, haré como que elijo una de las candidatas. ¿Cuál? Está complicado. No precisamente por las complicaciones de otras categorías, donde todas merecerían ganar. Es complicado porque no veo una ganadora nata. Y mis ojos de Oscar lo ven todo. Los directores optan por Mad Max. ¿Será capaz la Academia de salirse de sus esquemas y cometer una locura? La crítica por El renacido o Spootlight. Señores críticos, no se copien unos a otros y no se dejen llevar. El Renacido es la gran estafa americana del 2016, Spootlight tiene una antecesora periodística mejor llamada La verdad (James Vanderbilt, 2015). Spielberg, por mucho que me duela… La gran apuesta es una buena apuesta, pero a ésta le tengo que reservado el montaje. Marte se puede ir directamente a orbitar al espacio. Brooklyn tiene su no sé qué de yo que sé, que me extraña mucho. Señores, creo que debo encerrarme en una “habitación” a aclararme las ideas. Aunque dará igual, porque los académicos son hombres sin piedad, y son más de doce. 


MEJOR DIRECTOR 
-Thomas McCarthy (Spootlight)
-Alejandro González Iñárritu (El Renacido) 
-George Miller (Mad Max) 
-Lenny Abrahamson (La Habitación) 
-Adam McKay (La Gran Apuesta) 

Yo, Oscar… sigo sin entender lo de Carol. Pobre Todd Haynes. Lo de Iñárritu me huele a chamusquina. ¿Será que también anda quemando a DiCaprio? No sería de extrañar con todas las barbaridades que le ha hecho al pobre hombre. Pero en la barbaridad no está la calidad. Quizás en las salvajadas. Lo cual, paradójicamente, es una barbaridad. Pero eso a George Miller no la importa. 


MEJOR ACTOR
-Michael Fassbender (Steve Jobs) 
-Leonardo DiCaprio (El Renacido) 
-Matt Damon (Marte) 
-Eddie Redmayne (La Chica Danesa) 
-Bryan Cranston (La Lista Negra de Hollywood) 

Yo, Oscar… sueño con vivir en la casa de Michael Fassbender y tener una bonita vista panorámica desde la chimenea de su salón. En la de Eddie se vive muy bien. No me disgustaría, aunque no se puede ser tan avaricioso. No me gusta repetir cuando no es realmente necesario. Y en este caso no lo es. Bryan Cranston es genial aunque da un poco de dolor de cuello (ya me entenderán). Y Damon come patatas cultivadas con caca. Definitivamente, el señor Fassbender y su capacidad para convencerme de que es Steve Jobs a pesar de no parecerse en absoluto físicamente, se merecen que yo luzca brillante y dorado delante de sus invitados. Lo tengo claro. No lo nominaron por Shame. No lo han nominado por Macbeth. No se lo dieron por 12 Años de Esclavitud. Jobs es la gran baza. Pero siento que fuerzas ocultas conspiran contra mí. Fuerzas poderosas con ansias de venganza que desde hace años luchan por ser: “El rey del mundooooooooooooooooooooooo”. 


MEJOR ACTRIZ 
-Brie Larson (La Habitación) 
-Saoirse Ronan (Brooklyn) 

Yo, Oscar… soy mega fan de Cate Blanchet. Dos veces, nada más y nada menos, he caído rendido a sus pies (El Aviador y Blue Jasmine). Otras tres le limpié los zapatos (Elizabeth, I`m Not There y Elizabeth: La Edad de Oro). Verla me pone el dorado de punta. Es por eso que siento un dilema interior. Esa chica que viene del cine independiente me tiene sorprendido. No le di más importancia cuando la descubrí en Las Vidas de Grace. Pero ha sido encerrarla en una habitación y sacar la bestia que lleva dentro. Mi primo Globo de Oro no ha podido resistirse. No es que si él se tira por un puente yo vaya detrás pero… si no es mi Cate, tiene que ser ella. Ya basta de la Lawrence. 


MEJOR ACTOR DE REPARTO 
-Christian Bale (La Gran Apuesta) 
-Mark Rylance (El Puente de los Espías) 
-Mark Ruffalo (Spootlight) 
-Tom Hardy (El Renacido) 

Yo, Oscar… me encantaría regalarme al señor Mark Rylance. Lo mejor, sin duda, de El Puente de los Espías. Tom Hardy cada vez me gusta más. Voy superando la grima que me daba la boca de este actor al principio. Vale, es raro, lo sé. Pero unas películas atrás hubiera odiado que me diera un beso en mi cabecilla dorada. Ahora no me importa tanto ¿Será que en El Renacido se da un aire a Charlie Hunnam? Eso y que en Legend, pese a la atmósfera de caricatura comiquera, me enganchó. Pero todavía está por llegar su gran actuación. Ruffalo sería mejor candidato si lo hubieran nominado por Infinitely Polar Bear. Stallone, es todo nostalgia, aunque consiguió que Rocky dejara de parecerme un pesado que nunca se callaba. Es Christian Bale, otro actor que me ha ido conquistando con el tiempo, el que se ha ganado mi corazoncito de oro con su interpretación de un hombre tuerto en los primeros planos. 


MEJOR ACTRIZ DE REPARTO 
-Rooney Mara (Carol) 
-Kate Winslet (Steve Jobs) 
-Jennifer Jason Leigh (Los Odiosos Ocho) 
-Alicia Vikander (La Chica Danesa) 
-Rachel McAdams (Spootlight) 

Yo, Oscar…tengo un gran problema. Me gustan todas. Todas y cada una de ellas. Para decidirme he tenido que jugar al descarte. La primera en caer ha sido McAdams. Lo siento. La segunda, Jennifer Jason Leigh. Perdóname. La tercera, Vikander. Me ha costado lo suyo. La cuarta, con todo el dolor de mi alma, Kate Winslet. No quería. De verdad. Pero Rooney Mara es caso indiscutible. Amor a primera vista, nunca mejor dicho cuando se trata de Carol. 


MEJOR BSO ORIGINAL 

Yo, Oscar… ya os he hablado de ello en De Fan a Fan. Y como ya dije, no me gusta repetirme. Solo los elegidos pueden hacerme cambiar de opinión: Marlon Brando, Katharine Hepburn, John Ford, etc, etc. ¿Por qué no está Morricone entre ellos? Algo me pasó en 1986 para ir a parar a manos de John Barry. ¿Sería que ya intuía un Bailando con Lobos en la lejanía? Mmmm… ¡esto hay que arreglarlo de alguna manera! A no ser que Carter Burwell me lo impida de nuevo… 


MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA 
-El Hijo de Saúl 
-Mustang 
-Theeb 
-El Abrazo de la Serpiente 
-A War 

o, Oscar… como todavía solo he visto dos (tengo que darme prisa. Si quiero llegar a tiempo) debo de guiarme por las críticas y los premios. ¿Volvemos al descarte? A War, Theeb, quizás El abrazo de la serpiente. Pero creo que Mustang y El hijo de Sául son rivales directas. La primera llama más la atención por la crítica social. La segunda, con un tema tan universal y querido por el cine, visto además desde otra perspectiva, va con ventaja. Además, cuenta con el beneplácito de mi primo Globo de oro. 


MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN 

Yo, Oscar… me siento como un personaje animado. Tengo una gotita de sudor gigante en medio de la frente de tanto meditar. Una trama de líneas asimétricas y mal trazadas rodea mi cabeza pensante de estatuilla. Son todas tan estupendísimas, tan rozando el 10 en sus diferentes estilos y temáticas, que no sé cuál elegir. ¿Es Miedo el que me está provocando la indecisión? Sin duda Asco no está tomando parte. Quizás Pena sea la culpable de que no quiera descartar ninguna. Ira me avisa de que se enfadará si no elijo bien. Alegría es la única que se decanta un poco: Shaun y Del Revés, me dice. Creo que Shaun lo ha dicho un poco más bajito… 


MEJOR CORTOMETRAJE DE ANIMACIÓN 
-Prologue 

Yo, Oscar… disfruté más con el corto Sanjay’s Super Team, que con El viaje de Arlo que venía después. No lo llevaré conmigo durante toda la vida como Knick Knack o Pajaritos, pero el director Sanjay Patel se ha ganado mi simpatía, y su mini-yo animado una super-sonrisa dorada. Es lo que tiene Disney. No lo puedo evitar. Qué sí, que el resto están muy bien (me encanta la criatura con bracitos en modo baile del sambito que aparece corriendo en Mundo del mañana). Cada uno con sus peculiaridades, estilos y técnicas diferentes. Como debe ser. Unos para niños y otros para adultos. Pero Mickey me llama… 


 RESTO DE CATEGORÍAS
-Mejor guión adaptado: Carol
-Mejor guión original: Del Revés
-Mejor montaje:  La gran apuesta
-Mejor fotografía: Sicario
-Mejores efectos visuales: Mad Max
-Mejores efectos sonoros: Sicario
-Mejor maquillaje: Mad Max
-Mejor vestuario: La chica danesa
-Mejor diseño de producción: El renacido

Yo, Oscar... creo que Carol es el alma de Patricia Highsmithm que tantos ratos de intensa lectura suele traerme las mañanas y las tardes de verano (porque empiezas a leer y no paras). Aunque Aaron Sorkin también se merecía estar aquí. Qué poca consideración...

Creo que Del Revés nos deja a todos, así, con lo de dentro hacia afuera, que es lo que debe hacer una buena historia. 

Creo que el montaje de La gran apuesta lo es todo para una película initeligible para los ajenos al mundo económico.

Creo que Sicario, aunque no sea lo mejor de Villeneuve, se merece al menos el sonido y la fotografía, como se lo mereció Prisioneros en su momento (se mereció tanto y le dieron tan poco...). 

Creo que  Mad Max se va a llevar unas cuantas de cosas a casita. Espero que me traten bien. Miedo me da. Casa de locos...

Creo que Paco Delgado tiene que llevarme a España.

Y, como premio de consolación, le daré algo a El renacido. 


Y ésto es todo amigos. Se aceptan apuestas 
¡nos vemos el día 28!



miércoles, 24 de febrero de 2016

CRÍTICA EL NIÑO Y EL MUNDO, “O MENINO E O MUNDO” (2015)

20:41:00 0 Comentarios
EL NIÑO Y EL MUNDO, O EL MUNDO DESDE LOS OJOS DE UN NIÑO. 
Por Lucía Pérez García 

Colores, colorines. Una flauta y una musiquilla de ocho notas como recuerdo. Movimiento. Hacia delante, en círculos concéntricos, excéntricos, hacía arriba y hacia abajo. Acuarela, pastel, lápiz, collage, imagen real, animación por ordenador. Abstracción, figuración, realismo, expresionismo, surrealismo, naif, pop art, arte oriental, movimientos artísticos brasileños como la antropofagia y el tropicalismo. Todo. Porque en el mundo hay de todo. Y en el mundo de un niño cabe todo, y más.  

No te vayas papá...
Colores, criaturas, surrealismo...estética brasileña y universal.
El niño y el mundo no es la versión brasileña y actualizada de Marco, donde un niño va en busca de su padre, viviendo cientos de aventuras en el camino. Pero tiene algo. Y le añade algo más. La sociedad de masas, la producción en serie, la basura, la guerra. Los problemas del mundo vistos través de los ojos de un niño en su persecución errante. Y por verse desde esas pupilas como dos manchitas dentro de un círculo, se perciben de otra forma: entre el asco, lo feo y lo bello, porque la estética es así de caprichosa. La reflexión está servida en una bandeja de brillantina artística.  


El consumo excesivo y la acumulación de basura, ya lo decía Claes Oldenburg. 
Encerrados en un mundo tecnológico.
Las masas y la inspiración en el arte brasileño
Alê Abreu une elementos comunes de su iconografía: pájaros, jaulas, paisajes crepusculares, fondos abstractos o el estilo expresionista a grafito. Símbolos de libertad, o de coacción de la misma, de sueño, de recuerdos de niñez, de un subconsciente con ansias de salir volando (véanse los cortos Espantalho, 1998; y Passo, 2005). Un surrealismo que, como la propia palabra indica, es más real aún que ese mundo que pisa el niño y que solo él ve con los ojos de la verdad y el corazón. Nosotros, ahora, tenemos la oportunidad de seguir sus pasos y descubrir el mundo sin necesidad de palabras, solo con la música y la mirada.

Reminiscencias del corto Passo.
¿Pesadilla antes de carnaval?
Valoración: 9 / 10 

EL NIÑO Y EL MUNDO, “O MENINO E O MUNDO” (2015) 
Director: Alê Abreu. 
Género: Animación. 
Duración: 80min. 


martes, 23 de febrero de 2016

CRÍTICA THEEB (2014)

8:37:00 0 Comentarios
THEEB TIRA DEL DESIERTO, SINÓNIMO DE AVENTURA, PARA ENGRANDECER UNA PELÍCULA LENTA, PERO SUBLIME EN LO VISUAL.
Por Lucía Pérez García



Theeb es el desierto. Un paisaje anaranjado de horizontes eternos que bien podía haber sido escenario de un western clásico en CinemaScope, o del mismo Lawrence de Arabía. Y por eso, porque es la naturaleza la que domina la pantalla y la historia, la cámara se recrea en ella regalándole cada plano, unas veces rozando lo documental, otras veces el Hollywood dorado. También la música, fiel compañera del espacio abierto, incrementa aún más si cabe la magnificencia y la soledad de la tierra.


Pero Theeb es también el niño protagonista. Un niño que nos gana con la mirada. Superviviente solitario de una tribu beduina. Caminante del desierto sin apoyo de padre ni hermano, ambos muertos. Sorteando peligros con valentía. Una travesía de esencia clásica, si bien con un ritmo demasiado pausado que resta emoción a la aventura. Más aventura por el lugar y las circunstancias (la guerra), que por la misma acción dramática.

Se queda en los ojos. Las púpilas disfrutan. La mente viaja. Pero el alma no acaba de conmoverse. 


Valoración: 6 / 10

THEEB (2014)
Director: Naji Abu Nowar.
Reparto: Jacir Eid, Hassan Mutlag, Hussein Salameh, Marji Audeh, Jack Fox.
Género: Aventuras, drama, I Guerra Mundial.
Duración: 100 min. 


lunes, 22 de febrero de 2016

CRÍTICA MUSTANG (2015)

19:08:00 0 Comentarios
MUSTANG: CUANDO LA CULTURA DE UN PUEBLO SE OPONE A LA NATURALEZA.
Por Lucía Pérez García



Ese momento tan apreciado por el cine en el que los niños dejan de serlo para convertirse en adultos. A veces antes de tiempo. A veces por descubrimientos involuntarios y decepciones. A veces por convenciones sociales y culturales. La naturaleza se interrumpe para seguir un curso que le es ajeno. Y la edad adulta se instala sin unos cimientos sobre los que asentarse, porque los que se estaban construyendo han sido derribados de golpe. 
 
Cinco hermanas todavía ajenas a su tragedia personal.
Muchas películas han mirado de cerca este tema. La diferencia de Mustang es que lo hace desde la dura crítica a una cultura, la turca, que acorta la infancia de las niñas para convertirlas en pequeñas mujeres antes de tiempo. La mirada a la mujer de países periféricos del sudeste asiático, África o el este de Europa es siempre reveladora. Aterradora en concepto, pero contada desde una perspectiva que convierte la crítica en algo positivo y hasta bello, desde la comedia al drama, desde el documental al romance.  

Una boda que sabe a muerte: de la infancia, la libertad, la juventud, los sueños...
Mustang (como los caballos salvajes americanos) simboliza la libertad. La juventud y energía de unas chicas que todavía viven en un mundo diferente, casi de fantasía. En una etapa de descubrimiento y búsqueda continua. Simboliza unos valores robados que la directora turca Deniz Gamze Ergüven ha querido defender desde la mirada de cinco hermanas, con el foco en la más pequeña de ellas, para ahondar más si cabe. 
La infancia cortada de golpe.
El punto de vista de la hermana pequeña, siempre enfocado de cerca por una cámara inquieta, es tan ilusionante como trágico. Es por ello que el vaivén y la contradicción emocional están presentes en todo momento. En las vivencias de ensueño de una chica feliz y en la tragedia de la misma al ver como sus hermanas son obligadas casarse una por una. Cada boda es como una muerte. Una muerte que hace acto de presencia simbólico en una escena clave para comprender el mensaje que la directora nos quiere hacer llegar. La liberación supone un punto luminoso en la lejanía (unos 1000km, en Estambul) al que aspiran sus sueños de juventud. 

Mustangs en busca de libertad.
Con cierto aire al cine de los Dardenne (hermanos garantía de reconocimientos en festivales y todo lo que se ponga por delante: César, BAFTA…), una temática muy acertada en tiempos de lucha por los derechos de la mujer, y una larga lista de premios (Goya a mejor película europea, Espiga de plata en Valladolid, mejor ópera prima en los Premios del cine eurpeo…) y nominaciones (Globos de Oro, Satellite Awards, César…), Mustang se coloca como una de las favoritas a hacerse con la estatuilla. 

 Valoración: 6.5 / 10 


MUSTANG (2014)

Director: Deniz Gamze Ergüven

Reparto: Erol Afsin, Ilayda Akdogan, Doga Zeynep Doguslu, Elit Iscan, Ayberk Pekcan, Günes Sensoy, Tugba Sunguroglu

Género: Drama, adolescencia.

Duración: 97 min.


CRÍTICA MAD MAX: FURIA EN LA CARRETERA, "MAD MAX: FURY ROAD" (2015)

10:35:00 0 Comentarios
EL MEJOR MAD MAX DESDE 1979. GEORGE MILLER ESTÁ LOCO, LOCO, LOCO. 
Por Lucía Pérez García  
George Miller vive entre dos mundos extremos, paralelos en su propia idiosincrasia: el de Babe, el cerdito valiente y Happy Feet, y el de Mad Max. Solo un loco puede habitar lugares tan dispares. Solo un loco puede inventar el universo de Mad Max. Hacerlo realidad es una de las experiencias más locas del cine. Verlo, una de las mayores locuras. Si no acabas loco, te has equivocado de película.


Para disfrutarla no hace falta entenderla. No hace falta que vieras las anteriores. Tampoco es necesario ser un seguidor acérrimo. Mad Max es demencia, esquizofrenia, excentricidad. Pero sobre todo acción, energía y velocidad. Todo ocurre a mil kilómetros por hora. Y por todo se entiende hasta el más mínimo elemento del cine de acción. Y no solo acción, sino hasta una trama interesante protagonizada por un grupo de chicas tan bestias e intrépidas como los chalados seres ¿humanos? Que habitan estas tierras del futuro.
¿En una película de acción pura?
Pues sí. Y con un actor como Tom Hardy
¿Ese que está nominado al Oscar por El renacido?
Pues sí, este Max Rockatansky casi, casi hace que te olvides de Mel Gibson.
¿En serio?
Casi, casi. Y es más, la película tiene diez nominaciones a los Oscar. Entre ellas a mejor película. 
¿Ein? Y repito ¿Ein? ¿Una de acción?
Qué sí, qué sí.
Esto es una locura…
Totalmente.



Valoración: 7 / 10 

MAD MAX. FURIA EN LA CARRETERA, “MAD MAX: FURY ROAD” (2015) 
Director: George Miller 
Reparto: Tom Hardy, Charlize Theron, Nicholas Hoult, Hugh Keays-Byrne, Angus Sampson, Zoë Kravitz, Rosie Huntington-Whiteley, Nathan Jones, Riley Keough, Abbey Lee, Courtney Eaton, Josh Helman, Megan Gale, Melissa Jaffer, Stephen Dunlevy. 
Género: Acción, ciencia ficción, futuro post apocalíptico, secuela. 
Duración: 120 min.