martes, 10 de febrero de 2015

CRÍTICA LA SEÑAL, "THE SIGNAL" (2014)



LA SEÑAL, “THE SIGNAL” (2014) WILLIAN EUBANK

Reparto: Laurence Fishburne, Brenton Thwaites, Olivia Cooke, Beau Knapp, Lin Shaye, Robert Longstreet, Jeffrey Grover.



Valoración: 7 / 10

SEÑALES INDEPENDIENTES
Por Lucía Pérez García



Otra de ci-fi. Película antiséptica. Blanco nuclear de hospital que pasa con matrícula de honor la prueba del algodón. Pasillos largos y vacíos donde solo se escuchan ruidos mecánicos y alarmas de rupturas de protocolos. Pruebas, interrogatorios y extrañas sensaciones corporales. Reclusión y soledad. Trajes de aislamiento. ¿Una mala señal? Podría serlo, pero es mi elección. La he rastreado, la he seleccionado y ya no hay vuelta atrás.

Es una señal independiente. La cámara lo sabe tanto como yo y se dedica a seguirlo todo como si estuviera pegada a la cabeza de los personajes. Se mueve con ellos, mira con ellos, se asusta y tiembla con ellos. Internet y habitaciones desordenadas. Protagonistas jóvenes con problemas andar por casa. Curiosidad. La curiosidad mató al gato. La curiosidad es contagiosa y a mí no me puede matar una hora y media de curiosidad intrigante. Confirmo la elección de la señal. Me arriesgo, como ellos.

Pasado un rato imagino el apocalipsis. Creo que el mundo ya no es mundo. Ni las carreteras existen. Ni los caminos quemados de Cormac McCarthy. Existe el delirio y la locura. Pero los cuatro jinetes no aparecen. No es el final. ¿Es el principio? Es, y punto. ¿O no es? ¿Qué ha pasado con la señal que venía siguiendo?



Los ojos de Laurence Fishburne detrás de una escafandra inquietan. Miran sin más. Ha desaparecido la expresión. La movilidad del rostro se ha esfumado. Una actitud de otro mundo. O de éste cuando parece que ya no existe. Fría, serena, seria, fija, penetrante. Hannibal debió darle de comer algo en muy…buenas condiciones. Ahora te hipnotiza y no sabes nada, porque no te dice nada. Solo te mira.



¿Y el resto? Chicos que intentan escapar. Han desaparecido ¿Ellos o el mundo? Ahora huyen de la señal, antes de que el gato caiga moribundo en la acera inexistente de un lugar indefinido. ¿Y yo? Siguiendo el rastro hasta el final, independientemente de si seré capaz de encontrarlo o me quedaré con la duda.



Otra de ci-fi. Señales independientes que resaltan en el horizonte del género y que son dignas de seguir. Seguí una vez los ‘Orígenes’ (Mike Cahilll, 2014) y llegué a encontrarlos. No me arrepentí. Si hubiera sido más coherente, habría seguido la lucecita que apuntaba hacia ‘Coherence’ (James Ward Byrkit, 2013). Ya va siendo hora. Esta señal no la quise perder. Y sigue parpadeando en algún lugar…



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario