viernes, 23 de enero de 2015

# ciencia ficción # España

CRÍTICA AUTÓMATA (2014)


AUTÓMATA (2014) GABE IBÁÑEZ

Reparto: Antonio Banderas, Birgitte Hjort Sørensen, Melanie Griffith, Dylan McDermott, Robert Forster, Tim McInnerny, Andy Nyman, Dadid Ryall, Andrew Tiernan.




Valoración: 5.5 /10



LA RÉPLICA PEREGRINA DEL REPLICANTE

Por Lucía Pérez García



Cuando los Blade Runners conocieron a Wall-e y viajaron juntos a una galaxia en guerra para asistir a una tertulia literaria organizada por Rachel, Gigolo Joe, María, C3PO, Bender y compañía, sobre un libro de Michael Crichton…y así sucesivamente porque, como dijo Ian Malcon, y siguieron repitiendo hasta la saciedad todos los asistentes a la reunión: «la vida se abre camino», aunque, en este caso, el caminante no encontró el camino y utilizó sendas abiertas por los primeros exploradores para llegar a su destino.



Pocas cosas faltan por ver en el mundo de las inteligencias artificiales y los futuros apocalípticos. Y pocas son las teorías filosóficas sobre lo mal que lo hacemos y la superioridad creciente de las máquinas, que nos quedan por escuchar. Es por eso que al hacer una película como ésta, Gabe Ibáñez se ha metido en la boca del lobo; un lobo de colmillos afilados llamado crítico cinematográfico o, en su defecto, cinéfilo empedernido, que disfruta diseccionando las entrañas más profundas, y también las más superficiales, de cada película que cae en sus manos.




El resultado es una inevitable (¿?) y larga lista de citas y referencias cinéfilo-literarias que se entretejen con elementos propios para darle un aire más personal a la cinta, que en ‘Autómata’ se traducen: en una ambientación y una fotografía, no por convencionales menos aceptables, un diseño curioso teniendo en cuenta los medios disponibles y una música bastante bien concebida por Zacarías de la Riva (‘Las Aventuras de Tadeo Jones’, Enrique Gato, 2012), que nos habla en distintos idiomas musicales de los diferentes significados y símbolos: música disonante para una tierra en extinción, desconcertante para todo aquello que queda fuera del alcance de la inteligencia humana, llena de desesperación para las dudas de la vida y la muerte, y coral para la soledad humana y el futuro dominado por los robots; además de los temas clásicos preexistentes para mostrar un mundo supuestamente ideal concebido por los mandamases para controlar a la mínima población que aún queda en la tierra. Poco más…


‘Autómata’ es algo así como una redundancia en sí misma: imita los movimientos de otros y a la vez es capaz de realizar acciones de manera autónoma, adaptándose a las situaciones y necesidades. No es el descubrimiento del siglo, pero es tan entretenida como una maquinita con muchos botones.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow Us @soratemplates