miércoles, 26 de noviembre de 2014

CRÍTICA LOS JUEGOS DEL HAMBRE: SINSAJO. PARTE 1 (THE HUNGER GAMES:MOCKINGJAY. PART 1)



LOS JUEGOS DEL HAMBRE: SINSAJO. PARTE 1 (THE HUNGER GAMES: MOCKINGJAY. PART 1) FRANCIS LAWRENCE

Reparto:  Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Philip Seymour Hoffman, Julianne Moore, Stanley Tucci, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Donald Sutherland, Jeffrey Wright, Natalie Dormer, Sam Claflin, Gwendoline Christie, Robert Knepper, Stef Dawson, Elden Henson, Evan Ross, Mahershala Ali, Wes Chatham.



Valoración: 6.5 /10



EFECTIVAMENTE, TE DEJA CON HAMBRE

Por Lucía Pérez García



Propongo que luchemos contra la injusticia. Porque es injusto que todas las sagas me enganchen y el último libro me deje indiferente, que las películas tengan el mismo resultado, que me ilusionen para acabar destrozando la emoción de los primeros momentos, que las últimas páginas y los últimos planos borren los recuerdos de aquellas primeras hojas e imágenes en las que me dejé los ojos pegados…y que, increíblemente, la saga Crepúsculo se la excepción a la regla…


Sé que también sería injusto enviar de nuevo a esos personajes con los que tantas horas (y rehoras) he compartido a arriesgar su vida a la arena…pero dentro de mí vive un pequeño ciudadano romano “capitolino” que echa de menos el saludo de los que van a  morir. No puedo evitarlo. Ojalá los sinsajos siguieran cantando como el primer día en lugar de lanzar gritos de guerra. Pero hasta los pájaros mutantes se quedan afónicos.



Dicho ésto y propuesta una lucha que en este caso se hace imposible, por tardía, no me queda más remedio que resignarme a concluir lo que ya concluí una vez en palabras de tinta, y a sentir lo que ya sentí al darme de bruces con la contraportada, esperando un brinco que nunca llegó. Y puesta a contemplar una vez más el noviembre que viene el final de una historia que un día llenó mis mañanas, tardes y noches veraniegas, buscaré lo bueno: una protagonista que ha cambiado tanto que en ocasiones no parece la misma, un síndrome post-juegos reflejado en cada rostro, una música que a la vez que nos transporta al pasado (no podía faltar el tema de Rue) se adapta perfectamente a los nuevos tiempos de Panem (con la canción del ahorcado por bandera), un gris que lo llena todo, porque todo es gris, obviamente; y un deseo de que la segunda parte sea más emocionante, sin tanto movimiento de cámara, tanta propaganda y tanto movimiento obrero (plano típico a lo cuadro de Guisseppe Pelliza incluido [vease Novecento]) y con más participación de otros personajes. Yo confío en Peeta. 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario