viernes, 22 de agosto de 2014

CRÍTICA LUCY (2014)


LUCY (2014), LUC BESSON
Reparto: Scarlett Johansson, Morgan Freeman, Choi Min-sik, Amr Waked, Yvonne Gradelet, Jan Oliver Schroeder, Julian Rhind-Tutt, Pilou Asbæk, Analeigh Tipton, Nicolas Phongpheth, Luca Angeletti, Loïc Brabant, Pierre Grammont, Pierre Poirot, Bertrand Quoniam, Pascal Loison, Pierre Gérard, Isabelle Cagnat, Frédéric Chau.

Valoración: 3.5 / 10



EL ALFA Y EL OMEGA
Por Lucía Pérez García


‘Lucy’ es el principio y el fin. Es el nombre de la primera mujer y también lo es de la mujer que, según Luc Besson, corona la cadena evolutiva. También es el título de la canción de los Beattles que puso nombre a aquel primer homínido y cuyas iniciales son LSD: Lucy in the Sky with Diamons. Una canción que, según Paul McCartney trata sobre “una alucinación”…


‘Lucy’ es 100% Scarlett Johansson. Is totally ‘Her’ (Spike Jonze, 2013): L de ‘Lost in Translation’ (Sofía Coppola, 2003), U de ‘Under the Skin’ (Jonathan Glazer, 1013), C de ‘Capitán América: El Soldado de Invierno’ (Anthony Russo, Joe Russo, 2014), Y…de tantas otras Scarletts más.

‘Lucy’ es un tema manido. A estas alturas Bradley Cooper es todo un experto en estas lides. En ‘Sin Límites’ (Neil Burger, 2011) pudo experimentar lo que se siente al alcanzar el 100% de la capacidad cerebral. También Johnny Deep sabe algo de esto, aunque de una forma algo menos ‘Transcendence’ (Wally Pfister, 2014). ‘Lucy’ quiere ser una fusión entre las drogas y la capacidad del primero y la digitalización y los poderes controladores del segundo; entre el movimiento de la primera y la atmósfera taciturna y gris de la segunda. Quiere entretener como la de Neil Burger y ser transcendente, pero no consigue ni lo uno ni lo otro.
‘Lucy’ es una mujer como las de Luc Besson, pero tanta frialdad no da lugar al lucimiento, y cansa hasta llegar a aburrir. Mejor ser una emotiva voz de máquina que una drogada sin sentimientos con un objetivo confuso más allá de… ¿La venganza? ¿El desconcierto? ¿El conocimiento? ¿La reflexión?


Yo, que también me llamo Lucy, después de ver la película me siento un poco como Morgan Freeman, que parece que hace películas por aburrimiento en las que al pobre siempre tienen que explicárselo todo…será que estoy en el cielo…sin diamantes.


2 comentarios:

  1. A mi particularmente no me gusta mucho Luc Besson. y la verdad es que no tenía puestas muchas esperanzas en esta película, pero después de leer tu crítica veo que se confirman mis sospechas. Así que creo que no la veré... al menos en cines seguro que no,después... quien sabe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me aburrió algo así como Trandcenence. Es igual, o más, fantasiosa...y al principio tiene un montaje extraño y malísimo sobre una gacela y unos guepardos que desde luego.....muchísimo mejor Sin Límites.

      Eliminar