martes, 1 de octubre de 2013

CRÍTICA 2 GUNS (2013)

2 GUNS (2013), BALTASAR KORMÁKUR

Reparto: Mark Wahlberg, Denzel Washington, Paula Patton, Bill Paxton, Fred Ward, James Marsden, Edward James Olmos, Robert John Burke, Greg Sproles, Patrick Fischler, Edgar Arreola, Derek Solorsano, Kyle Russell Clements, Christopher Matthew Cook

Valoración: 5 / 10

¿UN BUDDY-WESTERN MODERNO?
Por Lucía Pérez García

El desierto mexicano, ranchos y ganado, un robo, pistolas, tiroteos, algún que otro primer primerísimo plano de los contendientes, dos compañeros a su pesar…no se a ustedes, pero a mí esto me suena a western, un western moderno que cambia el oro y las diligencias por la droga y los grandes coches, y los salones y las prostitutas por los bares de carretera, las camareras y las ex novias. La pareja protagonista, un agente de la DEA, Bobby Trench (Denzel Washington), y un oficial de la Inteligencia Naval, Marcus Stigman (Mark Wahlberg); bien podrían ser dos vaqueros de los que buscan venganza o dinero y que, aun conociéndose, no saben el motivo que mueve al otro. Y los malos, cualquiera de los forajidos, contrabandistas o estafadores que abundaban el oeste americano. Y es que los westerns también eran películas de acción, comedias e, incluso, buddy movies. Por poner algún ejemplo: Duelo de titanes, con Kirk Douglas y Burt Lancaster; Dos cabalgan juntos, con James Stewart y Richard Widmark; Dos hombres contra el oeste, con William Holden y Ryan O´Neal; Dos hombres y un destino…que sí, que no son exacta y literalmente lo mismo, pero en el fondo parten de conceptos parecidos, y en 2 guns creo que queda bastante al descubierto. Algunos la han comparado con Arma letal. Pues sí, no digo que no; y se podría comparar con otras tantas películas de acción, pero a mí lo primero que se me vino a la mente fue una de esas plantitas secas y redondas que cruzan los solitarios parajes del oeste americano y un silbidito al estilo Morricone.
Otra de las cosas que tiene en común este tipo de películas, y más en concreto esta que nos toca, con algunos westerns es su entretenimiento limitado. Entre éstos hay algunos maravillosos y otros que a los cinco minutos ya estás dormido, bien porque ya sabes lo que va a pasar, bien porque no pasa nada. Con las buddy movies y las comedias y demás películas de acción ocurre lo mismo. 2 guns estaría en el límite. Ni aburre del todo ni entretiene lo suficiente. Cuando los ojos casi están cerrados y la boca está preparada para bostezar, se produce un giro, relativamente inesperado, y te despiertas, te ríes un poquito (nunca a carcajadas) y sigues mirando la pantalla impasible. Pero al rato, el señor Morfeo vuelve a llamar a tu puerta. Y así sucesivamente.
Por su puesto, esta cuestión no es culpa de la pareja de marras, pues Denzel Washington y Mark Wahlberg no desentonan en ningún momento en cuanto a dúo. El primero es de esos actores que casi todo lo que hace lo hace bien, y digo casi todo porque nadie es infalible, pero el todo aventaja en mucho al casi. Y el segundo, bueno, digamos que es un experto en este tipo de cosas. Con lo cual, lo que a uno le falta, lo complementa el otro. Denzel Washington es un gran actor, pero quizás le tire más la rama dramática; mientras que Wahlberg, sin ser un talento, aporta su pequeño carisma y su experiencia en estas lides.

Un entretenimiento más para un setiembre que lleva la palabra buddy por apellido. Al menos nos hemos librado del apocalipsis, aunque sea a base de testosterona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario