miércoles, 22 de mayo de 2013

# comedia # España

CRÍTICA LA MULA (2013)


LA MULA (2009-2013), MICHAEL RADFORD

Reparto: Mario Casas, María Valverde, Secun de la Rosa, Luis Callejo, Daniel Grao, Antonio Gil, Jorge Suquet, Alfonso Begara, Pepa Rus, Eduardo Velasco, Alfonso Delgado, Selu Nieto, Jesús Carroza.

Valoración: 3 sobre 5

LA MULA QUE HABLABA ANDALUZ
Por Lucía Pérez García

Esto era un director extranjero que quería rodar una película española. Como no sabía sobre qué hacerla cogió un tema tipical spanish, la guerra civil (1936-1939), y para hacerla más tipical todavía decidió que tenía que ser en Andalucía, y hablar andalú.
Resulta que un hombre de esos que a veces escriben libros, Juan Eslava Galán, había escrito uno sobre un bicho de esos que no son ni burro ni caballo y un soldado del bando nacional que le tiene más cariño al animalejo que a sí mismo. Y encima de todo estaba basado en hechos reales ¡Cómo las películas de antena 3! He aquí otro elemento tipical, tipical de nuestras sobremesas. Perfecto, ya había director, guionista y tema. Ahora faltaban los actores.
Se presentaron entonces un gallego, una madrileña y un catalán. Entra primero el catalán y dice sus frases. Uff, esto no es una película de Almodovar, aquí no hay afeminamientos que valgan. Pero bueno, como no hay otro mejor, contratado. Ya lo iremos desplumando durante el rodaje. Luego entra la madrileña. Abre la boca y… ¡Oh Dios mío! ¡Una mordaza para esta mujer! ¡Rápido! ¡Qué alguien el tape la boca! ¿No hay ninguna andaluza por ahí? ¿No? ¡Joé! Pues tendremos que conformarnos con la chulapa esta, al menos tiene tirón. Por último entra el gallego. En la sala de casting ya estaban todos preparados con los tapones en los oídos cuando de pronto…¡Milagro! ¡Po no que resurta y to que er chavalillo tiene asento andalú! ¡Ea! Pues ya tenemos a los protagonistas.
Cuando ya estaba casi todo montado coge el director y se va. Que el resto se coma el marrón. Yo no quiero saber nada…pero como habían currao mucho y la cosa tenía su aquel, no se podían quedar a medias. Entonces contrataron a un hacedor de puzles profesional que en cuatro años les dejo el trabajo niquelao. Bueno, no del todo. Dejémoslo en que pasaría con solvencia la prueba del algodón.
Si señores, aunque no reluciente, el algodón ha quedado blanquito, blanquito. Y todo a pesar de lo sucios que están todos en la película (atención al plano detalle de las uñas de Mario Casas). Me quedo con la historia, que al final es hasta bonita; y sobre todo con Mario Casas, que de tan bien que le sale no parece ni él. El premio del Festival de Málaga lo tiene más que merecido. Y menos mal, porque sin algo que nos mantenga entusiasmados todo el rato sería una tortura aguantar el acento forzado de María Valverde, que ni en las series de Canal Sur…
Puede que las mulas no sean productivas (o más bien reproductivas), pero la película, aun con sus problemas de producción, quizás termine siéndolo. Yo, que no soy muy de cine español, no me arrepiento de haberla visto. Aunque bien es verdad que soy andaluza. Quizás de Sierra Morena para arriba no opinen lo mismo, por aquello del humor del sur. Pero una buena actuación no entiende de acentos ni regionalismos. Y ahí Mario Casas tiene mucho que decir ¡Olé! (no podía terminar de otra manera).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow Us @soratemplates