miércoles, 19 de agosto de 2015

CRÍTICA LOS CUATRO FANTÁSTICOS "THE FANTASTICS FOUR" (2015)



Director: Josh Trank

Reparto: Miles Teller, Kate Mara, Michael B. Jordan, Jamie Bell, Toby Kebbell, Tim Blake Nelson, Reg E. Cathey, Lance E. Nichols, Mary Rachel Dudley, Tim Bell, Ronnie Hooks, Jodi Lyn Brockton, Chet Hanks, Shauna Rappold.

Género: superheroes, Marvel (ultimate)

Duración: 100 minutos.



Valoración: 5 / 10



Por Lucía Pérez García



Los Cuatro Fantásticos tienen un nuevo villano contra el que luchar: el crítico de cine. Una criatura que habita en la oscuridad y suele ir armada con  un cuaderno donde apunta los puntos débiles de aquellos a los que considera sus enemigos. Esos que le obligan a pasar horas y horas de aburrimiento frente a una pantalla, provocándole un sueño o una irritación tan enorme que se ve obligado a plantearse su propia vocación. Y en esta ocasión no está solo. Viene acompañado de un ejército de marvelitas indignados, capaces de cualquier cosa con tal de defender y honrar a sus superhéroes. El combate promete.




A un lado del cuadrilátero: Red Richards (Miles Teller), Ben Grimm (Jamie Bell), Susan Storm (Kate Mara) y Johnny Storm (Micahel B. Jordan). O lo que es lo mismo: un Mister Fantástico relativamente pasable, una Cosa que no da nada de cosa, una Mujer Invisible adoptada, y una Antorcha Humana negra, no precisamente por la combustión espontánea. Como director del equipo, un Josh Trank arrepentido y avergonzado.

Al otro: los consabidos críticos y lectores de Marvel más furiosos que nunca.




El combate ya dura una semana, y aún no ha cruzado el Atlántico. Pero los Cuatro Fantásticos van perdiendo por goleada. Muchos son los golpes que se ha llevado, algunos de ellos casi les dejan KO: una mala adaptación.Trank se ha tomado muy en serio la filosofía Ultimate de actualizar a los personajes al mundo del siglo XXI, y ha querido llevarlos a un universo casi independiente, ampliando las cuestiones sociales a debate inventando adopciones y personajes de color, y limitándose a presentar a los personajes y sus traumas. Además, su pretensión en forma de posible saga ha hecho que esta supuesta primera entrega no tenga sentido sin las que hubieran sido las siguientes. Hora y media para concluir que: a partir de ahora se llamaran Los Cuatro Fantásticos. Muy bien, pero yo quería ver una película de superhéroes, y no un corto de 25 minutos en el que estos cuatro luchan contra un Víctor Van Damme con unos poderes bastante tarantinianos.

¿Puntos a favor? Es visibe y no termina de aburrir (puede resultar bastante entretenida para los no iniciados), y uno puede entretenerse intentando distinguir los acordes de  Marco Beltrami de los de de Philip Glass.











No hay comentarios:

Publicar un comentario