viernes, 2 de enero de 2015

CRÍTICA THE IMITATION GAME (DESCIFRADO ENIGMA) (2014)



THE IMITATION GAME (DESCIFRANDO ENIGMA) (2014) MORTEN TYLDUM

Reparto: Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Matthew Goode, Mark Strong, Stewart Menzies, Rory Kinnear, Charles Dance, Allen Leech, John Cairncross, Matthew Beard.

Valoración: 8 / 10



DESCIFRANDO DESCIFRANDO ENIGMA
Por Lucía Pérez García



La historia:

La película, basada en la novela "Alan Turing: The Enigma" de Andrew Hodges, nos cuenta la historia de Alan Turing, un matemático inglés que ayudó a descifrar la máquina Enigma, a través de la cual los alemanes enviaban sus códigos y claves durante al Segunda Guerra Mundial. Un hombre cuyo pasado le aprisiona, a la vez que le hace volar hacia cotas inimaginables con su mente. Un hombre que terminó castigado debido a su homosexualidad y acabó suicidándose. Un hombre cuya contribución al mundo tardó décadas en conocerse, pero que dejó una huella tan grande como la que dejamos cada día de nuestras vidas en los teclados y ratones de nuestros ordenadores, descendientes directos de su inventiva.
Todos estos aspectos están presentes en la película. Unos con más detalle que otros. El paso del tiempo, la espera impaciente y las expectativas puestas en el invento del matemático, dan lugar a numerosos flashbacks que van recorriendo la vida del protagonista para darnos a conocer cada milímetro de sus pensamientos y obsesiones. 
Quizás se eche en falta algo de sus tiempos de estudiante en la universidad, del tiempo en el que dessarrolló als teorías que tiempo después dieron lugar a su máquina, als cuales solo conocemos de oidas por otros personajes.  Y la forma en la que se nos narra la historia, contada desde un futuro, puede ser algo confusa en ocasiones. Pero, en general, el tiempo, el lugar y la acción están bien tratados y equilibrados.




El Personaje: Alan Turin - Benedic Cumberbatch
Todas las mentes maravillosas tienen sus recobecos y entresijos. Están perfectamente amuebladas, pero perfectamente desordenadas en su orden. Porque no existe nada exacto y perfecto. Ni los números.
El personaje de Alan Turing puede recordar bastante al John Nash de 'Una Mente Maravillosa' (Ron Howard, 1998). Ciencia, obsesiones, enigmas, claves ocultas y problemas personales. Personajes perfectos para un biopic cinematográfico de cara a los Oscar. Pero fuera de ésto y sus consecuentes convenciones, las actuaciones, en ambos casos, son excelentes. Cumberbatch deja de la lado la oscuridad y potencia de Smaug para ahondar en la parte más sensible y, ¿por qué no?, también oscura de su registro. Con algo de la inocencia y timidez de su Charles Aiken de 'Agosto' (John Wells, 2013) y mucho de emociones contenidas y miradas húmedas, en las que puedes ver el reflejo de un interior dolido y a la vez tan inteligente que da miedo.


Otros personajes:
En el resto del reparto sobesalen Matthew Goode y Keira Knightley, actores que dan muy bien con épocas pasadas. El primero, con su frialdad característica, aprueba con nota la transición de su personaje de insoportable y creído a simpático y hasta amable. Y Knightley, simpática como nunca, nos regala otro buen papel dentro de su filmografía.


La música:

Música para disfrutarla y dejarla entrar hasta los tímpanos y más allá. Alexandre Desplat nos lleva a su mundo de melodías variadas y múltiples timbres instrumentales, manteniendo siempre una línea argumental que hace reconocible cada motivo, cada momento, cada sentimiento y cada emoción. Escuchamos trabajar el cerebro de Alan Turing, los engranajes revolviendo sus organizadas neuronas. Sentimos la presión del tiempo sobre nosotros, los segundos que anuncian la muerte de millones de personas cada día al dar la media noche. Nos introducimos en el alma del protagonista, en sus preocupaciones, problemas y traumas. Pero también vivimos la guerra y la vida social, las fiestas y el romanticismo. Temas diferentes pero acordes los unos con los otros por una hilo tan delgado que no se ve, pero se oye sin querer.

De entre todos destaca el tema principal, cuya melodía, simple, retentiva y de solo unas pocas notas, aparecerá siempre asociada  al personaje de Turing. En este tema, las teclas del piano corren como lo hace la mente calculadora del matemático, trabajando sin descanso con la presión del tiempo simulado como un reloj y con el tiempo pasado cayendo sobre su cabeza a modo de la suave melodía de las cuerdas. A la vez, un tono más oscuro nos mantiene siempre en tensión, sudando, recordándonos que Enigma es más inteligente que nosotros.

El compositor francés, ganador de un Oscar por ‘El Velo Pintado’ (John Curran, 2006), acumula maravillosos trabajos como el de ‘Philomena’ (Stephen Fears, 2013) o  ‘El Discurso del Rey’ (Tom Hooper, 2010), donde también explora el caracter, los recueros y los sentimientos de los personajes, así como los múltiples ambientes en los que se desarrolla la acción, en temas tan variados como sostenidos por una misma emoción. Además de estos, ha compuesto la música de cintas más comerciales como 'Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 2' (David Yates, 2011) o 'La Saga Crepúsculo: Luna Nueva' (Chris Weitz, 2009). Este año lo hemos podido escuchar también en 'Invencible' (Angelina Jolie, 2014).  Sin duda, un claro candidato para los Oscar por 'The Imitation Game'. Yo apuesto por él.



 Solución: 
 Se revelará en la gala de los Oscar...



4 comentarios:

  1. La tengo pendiente para esta noche, ya te cuento que me ha parecido

    ResponderEliminar
  2. Espero tu crítica en estos días. Que ya mismo tenemos otra vez la quiniela de los Oscar y este año pienso ganarte :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo ponértelo difícil. por cierto ¿Apostamos algo este año?

      Eliminar