miércoles, 25 de junio de 2014

CRÍTICA TRANSCENDECE (2014)



TRANSCENDENCE (2014), WALLY PFISHER

Reparto: Johnny Depp, Rebecca Hall, Paul Bettany, Kate Mara, Morgan Freeman, Cillian Murphy.



Valoración: 2.5 sobre 5



Por Lucía Pérez García



Me da miedo mirar al ordenador a la pantalla. No tengo más remedio, pero sé que en el fondo él también me está mirando. Sus entrañas electrónicas regurgitan lo que escribo a la vez que hacen trillones de cosas más. Entre ellas, planear mi muerte. Muy lentamente. Pixel a pixel. Gigabyte a gigabyte. Una cuestión transcendente esta de la tecnología y sus ansias de venganza.

Pero no solo es mi ordenador el que tiene instintos asesinos. Según Wally Pfisher, la tecnología es un ente potencialmente psicópata. Para explicarnos su teoría se vale de la versión virtual del doctor Will Caster (Johnny Depp), cuya consciencia ha sido transmitida a un ordenador a modo de inteligencia artificial. A través de la transformación del científico curioso y apasionado en una máquina avariciosa, poderosa y ciertamente perversa, nos intenta transmitir los peligros que conlleva el control total del mundo por parte de estos aparatitos aparentemente inofensivos, pero potencialmente invasores. A esta idea negativa contrapone la salvación del planeta a partir de los avances científicos, los cuales son imposibles sin la dichosa tecnología. Una contradicción inquietante y bastante complicada de transcender.



Pfisher se esfuerza por ser transcendente. De verdad lo intenta. Pero ni el buen reparto brilla precisamente,  ni la actualidad del tema quita su redundancia, ni los recursos a los que recurre, por muy visualmente atractivos que sean (son muchos años trabajando con Nolan en este aspecto), dejan de ser algo exagerados e incluso absurdos. Al final todo resulta un amasijo de transcendencias intranscendentes que no transcienden por más que te pongas transcendente. Conclusión, tanta transcendencia termina siendo un tanto soporífera.



El mensaje no deja de ser confuso. ¿Tiro el ordenador a la basura y rescato la máquina de escribir? ¿Me deshago de los electrodomésticos y me fabrico un horno artesanal que no expulse humos tóxicos perjudiciales para la capa de ozono? Tengamos cuidado no nos vayamos a enamorar de un sistema operativo o vayamos a adoptar un niño robot o vayamos a vete tú a saber qué. ¿El mundo está en nuestras manos?







2 comentarios:

  1. Pues voy a verla esta noche, después de ver "Tokarev". Haber que tal estan las dos...
    Por cierto es Wally Pfister, jaja

    ResponderEliminar
  2. Upsss se me fue jaja pues ya me contarás que te han parecido. La de Torakev no se yo...odio a Nicolas Cage!!

    ResponderEliminar