domingo, 15 de diciembre de 2013

CRÍTICA EL HOBBIT: LA DESOLACIÓN DE SMAUG, “EL HOBBIT: THE DESOLATION OF SMAUG” (2013)

EL HOBBIT: LA DESOLACIÓN DE SMAUG, “EL HOBBIT: THE DESOLATION OF SMAUG” (2013), PETER JACKSON
Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, James Nesbitt, Aidan Turner, Graham McTavish, Jed Brophy, Stephen Hunter, Ken Stott, John Callen, Adam Brown, Dean O'Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Cate Blanchett, Mikael Persbrandt, Sylvester McCoy, Billy Connelly, Orlando Bloom, Evangeline Lilly, Benedict Cumberbatch, Luke Evans, Stephen Fry, Lee Pace, Barry Humphries, Bret McKenzie, Conan Stevens, Manu Bennett

Valoración: 7 /10

PARA DISFRUTAR COMO UN ENANO
Por Lucía Pérez García

“El viento soplaba en el brezal agostado,
Pero no se movía una hoja en el bosque;
Criaturas oscuras reptaban en silencio,
Y allí estaban las sombras día y noche”.



Allí están de nuevo, en el mismo sitio donde los dejamos hace un año: Bilbo, Thorin. Dwalin, Balin, Fili, Kili, Bifur, Bofur, Bombur, Dori, Nori, Ori y Oin. No han crecido ni un centímetro desde entonces. Siguen teniendo las mismas barbas y las mismas narices grandotas. Pero el viaje los ha curtido. Ya no piensan tanto en cantar y comer. Lo de enanos se les ha quedado corto. Es hora de enfrentarse a la verdadera oscuridad.

“Aquí estoy yo, mosca traviesa;
Y ahí vosotras, gordas y hurañas.
Jamás podréis atraparme
En vuestras telarañas”.

Si yo tuviera una escoba…¡cuántas cosas barrería! Empezando por el Bosque Negro, al que le han salido unas cuantas telarañas ¡Y vaya telarañas! Solo hay que escuchar el sonido de sus vibraciones para sentir la pegajosidad. ¿Y las arañas? Tan rápidas que casi no podemos apreciarlas. En un abrir de ojos, sin tiempo para cerrarlos, te convierten en un gurruño. Confusión, nebulosidad y una humedad que traspasa la pantalla. Quien tuviera un anillo…

“En una gran cueva, algunas millas dentro del Bosque Negro, en el lado este, vivía en este tiempo el más grande rey de los elfos (…) Esta gran cueva, en la que se abrían a un lado y a otro otras cuevas más reducidas, se hundía mucho bajo tierra y tenía numerosos pasadizos y amplios salones; pero era más luminosa y saludable que cualquier otra morada de trasgos, y no tan peligrosa”.


Y Legolás volvió o, más bien, estaba allí mucho antes de que lo conociéramos. Pero este Légolas es más frío, más serio, más calculador. Sus ojos azules, entre lo transparente y lo nuclear, hacen olvidar que es Orlando Bloom el que se esconde tras el arco. Sin embargo, su puntería sigue siendo la misma. Si te alcanza una flecha, estás perdido para siempre.
Y quien no volvió, y ni si quiera estaba, es Tauriel, una elfa tan valiente como el mismo Légolas, pero menos oscura, o clara, según se mire. No sabemos si alguna vez anduvo por la mente de Tolkien, pero seguramente, si no lo hizo, no andaría muy lejos.

“¡Rueda, rueda, rueda, rueda,
Rueda, rueda, rueda, bajando a la cueva!
¡Levantad, arriba, que caigan a plomo!
Allá abajo van, chocando con el fondo”.

Cada enano con su barril, y todos los barriles al agua. Este simple chapuzón vale todo el viaje. Si no acabas empapado y con olor a pescado es porque no aun no se ha inventado la cuarta dimensión cinéfila. Pocas escenas tan directas, con una fotografía tan enorme y una acción tan conseguida y tan apasionante ¡Qué rueden, qué rueden, qué rueden!

“<<El viejo Smaug está cansado y dormido>>, pensó. <<No puede verme y no me oirá, ¡Ánimo Bilbo!>>”.

¿Estás seguro? Alguien que posee tanta riqueza no puede ser de fiar. Ni el tío Gilito en sus mejores tiempos. Smaug es el rey bajo la montaña…bajo una montaña de oro. Como si realmente nos cayeran encima, suena el tintineo de las monedas, las piedras y los anillos de oro ¿El dragón está despertando o es solo que duerme con un ojo entornado? Todos esperan con expectación. Todos aguantan la respiración. Se acerca la desolación. Ha llegado Smaug.

“¡El Rey bajo la montaña,
El Rey de piedra tallada,
El señor de fuentes de plata,
Regresará a sus tierras!”


Pero para verlo, nos queda un largo año por delante…ojalá fuéramos elfos, pues un año sería una miseria para nosotros. 

8 comentarios:

  1. Holaaaa!!!!!!!! Te añado al blog roll que por fin me he hecho un blog, aunque haya sido por obligación y no puedo hablar de cine ni de opinión!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! jajajaj yo creo que te he añadido también, aunque no estoy segura de haberlo hecho bien =S al final verás como te terminas enganchando y te abres uno de cine =D

      Eliminar
  2. Aún no la he visto, pero me parece que ha Peter Jackson le va a pasar como a George Lucas.

    ResponderEliminar
  3. Pues más o menos, ya están hablando por ahí de más Tolkien. Aunque a mi no me importa porque me encanta Tolkien, eso si, si esta bien adpatado sino se lo pueden ahorrar. Yo lo que no se es como va a sacar una película (de entre 2 y 3 horas) de tan pocas páginas que se ha dejado del libro para la tercera...con lo bien que le ha quedado esta en la otra me veo que va a alargar por todos lados con escenas que no cuentan nada...espero equivocarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pena es que creo que te equivocaras. jaja. Originalmente eran dos películas así que...

      Eliminar
    2. Jo...=( bueno, demosle un voto de confianza...=S

      Eliminar
  4. Por cierto, acabo de terminar de ver "Celda 211" y me ha gustado mucho la verdad, creo que para el domingo o el lunes tendré la crítica.

    ResponderEliminar
  5. Jo, te me has adelantado! yo la voy a ver esta noche. Me tengo que organizar. Quiero hacer la crítica de Ismael (me esperaba bastante más...) y la de Celda 211. Una el domingo y otra el lunes...mmmm vale, pues el lunes como muy tarde también :D intuyo que también me va a gustar.

    ResponderEliminar