martes, 30 de diciembre de 2014

CRÍTICA "THE INTERVIEW" (2014)



LA ENTREVISTA “THE INTERVIEW” (2014) SETH ROGEN Y EVAN GOLDVERG

Reparto:



Valoración: 6 / 10



THE REINTERVIEW

Por Lucía Pérez García



Hoy, en La Brújula del Arte, Lucía Pérez entrevista a Lucía Pérez, cinéfila, cinéfaga y crítico obsesiva; una de las muchas personas que han tenido la oportunidad de ver la polémica ‘The Interview’, última película de Seth Rogen y James Franco.



Lucía: Unos la han visto por curiosidad, otros por la expectación que ha creado la polémica, otros por rebeldía, otros por patriotismo… ¿Y tú?

Lucía: Un poco por curiosidad y un poco porque soy del bando de los que NO odian a James Franco. Había visto el tráiler mucho antes de todo esto del ciberataque y las amenazas de Corea y ya la tenía apuntada en mi lista. Así que en cuanto he tenido la oportunidad, la he visto.



L: ¿Qué medio has utilizado para verla?

L: Los Ángeles me coge un poco lejos y en España es bastante complicado que la proyecten, así que no he tenido más remedio que recurrir a internet. Pero la calidad de la imagen y el sonido era buena así que, excepto por la pantalla de mi ordenador, que aún no ha evolucionado en pantalla de cine, ha sido como verla en un mini cine privado en versión original (muy importante en este tipo de comedias), sin crujidos de palomitas, teléfonos encendidos y comentarios ruidosos.



L: ¿Te ha parecido tan polémica como la pintan?

L: No del todo. Creo que es una comedia marca Rogen & Franco. Una comedia tonta, llena de chistes desde lo tontorron al sexo (nunca falta), pasando por lo escatológico y la parodia peliculera y del mundo del espectáculo en general. Un entretenimiento sin más, divertido para unos, malísimo e insoportable para otros, sobre todo para los que matarían a James Franco, entre los que no me encuentro yo…

Películas polémicas ha habido siempre. Piensa en ‘El Gran Dictador’ (Charles Chaplin, 1940). Fue prohibida en casi todo el mundo, empezando por el propio Hitler, por su puesto. La diferencia, además de lo evidente, es que por aquel entonces no existía internet. No han sido tan malos en realidad. Han tenido un poquito de "delicadeza". E fin, quien se pica, ajos come. Y al que come ajo, le huele el aliento y, encima, se le repite.




L: Comentas que es una comedia marca de la casa ¿En qué sentido?

L: En el sentido de pocavergüenza-mínimosentidodelridículo-lenguasrasuradasalcero. Al final, más que reírse del mundo, se ríen de ellos mismos. Quizás se pasen con las alusiones sexuales recurrentes (mucho más bestias, seguro, en el futuro doblaje en español), pero la cosa es reírse y pasar un rato sin pensar absolutamente en nada. Además, en este caso creo que se mesuran un pelín respecto a otras ocasiones. Incluso diría que ‘El Lobo de Wall Street’ no está tan lejos en este aspecto, aunque en otro sentido, claro. Y aun así, sus películas, en el fondo, siempre dan algo en qué pensar, sino es el régimen coreano, es el apocalipsis. Al final, siempre hay pequeños restos flotantes de moraleja.

Luego están las parodias y referencias, que al espectador cinéfilo siempre le es entretenido identificar: ‘Malditos Bastardos’, ‘Ace Ventura’, ‘El Señor de los Anillos’, ’James Bond’, ‘Scary Movie‘, Juerga Hasta el Fin’…e incluso una autoparodia de James Franco en ‘Spring Breakers’, esta vez cambiando a Britney Spears por Katy Perry. Y los cameos, que si la última vez fueron Rihanna, Channing Tatum o Emma Watson, esta vez aparecen Eminen o Joseph Gordon-Levitt.




L: Pero ¿Te ha gustado, o no?

L: Yo he pasado un rato entretenido. Si bien ya digo que yo NO odio a James Franco, y menos cuando está relimpio y afeitado… Ya me gustó ‘Juerga Hasta el Fin’, por aquello de reírse quijotescamente de la marabunta de películas apocalípticas que nos bombardea últimamente. Y me entretuve con otras comedias de Seth Rogen como ‘Malditos Vecinos’ (Nicholas Stoller, 2014) y de James Franco como ‘Caballeros, princesas y otras bestias’ (David Gordon Green, 2011). No puedo decir que sean buenas, ni que las actuaciones sean magistrales y maravillosas, porque no lo son, pero tampoco puedo decirlo de ‘George de la Jungla’ y la he visto mil veces. A todos nos gusta reirnos un rato, y si nos lo ponen fácil, pues mejor que mejor.

L: Esta entrevista se autodestruirá en 3...2...1...
 

viernes, 26 de diciembre de 2014

CRÍTICA INVENCIBLE "UNBROKEN" (2014)



INVENCIBLE “UNBROKEN” (2014) ANGELINA JOLIE

Reparto: Jack O'Connell, Domhnall Gleeson, Garrett Hedlund, Jai Courtney, Takamasa Ishihara, Alex Russell, C.J. Valleroy, John D'Leo, Luke Treadaway, Spencer Lofranco, Finn Wittrock, John Magaro.



Valoración: 6 /10



UNA CARRERA DE ULTRAFONDO

Por Lucía Pérez García



A sus puestos: se apagan las luces. La concentración es máxima. Me acomodo en la butaca como si fueran unos tacos de salida. Los interminables anuncios y trailers no hacen más que elevar la tensión de una sala abarrotada hasta los topes. Casi estoy a punto de hacer nulo cuando, por fin, con diez minutos de retraso, empiezan a crujir los avituallamientos salados en forma de palomitas.

Espero con ansia las carreras, las respiraciones, las muecas de dolor, los empujones por coger la cuerda, las victorias y derrotas, las frases de motivación. No tardan mucho en llegar. Y, como se veía venir, lo hacen en forma de flashback, lo cual me huele, no a chamusquina, sino a tartán quemado. Lo que empieza siendo la redención deportiva de un chico de barrio que apunto estuvo de comprobar lo que era ‘La Soledad del Corredor de Fondo’ (Tony Richardson, 1962), pero que terminó envuelto en una emocionante vida de ‘Carros de Fuego’ (Hugh Hudson, 1981) con final en ‘Gallipoli’ (Peter Weir, 1981); acaba, y bien pronto, para no volver hasta un último plano a modo de guinda emotiva. La vida atlética de Zamperini pasa tan rápido como su última vuelta del 5000 (56 segundos nada más y nada menos). 




Listos: la carrera ha empezado a trompicones, pero siempre hay que darle unos kilómetros hasta coger el ritmo. Olvido la fase “atletismo” y me concentro en la siguiente etapa, esa en la que la sed va haciendo mella y, cuando al fin vislumbras una botella de agua, va el de al lado y te la tira, con la consiguiente espera agónica hasta el siguiente puesto de gasolina del corredor. Solo los más fuertes sobreviven y, como no, Zamperini es el más valiente de los últimos supervivientes, el Tom Hanks de los soldados que, como los ‘Naufragos’ (1944) de Hitchcock, flotan a la deriva en tiempos de guerra, con el único escenario de una balsa y la “adorable” compañía de unos tiburones cuyo lema no es precisamente: “los humanos son amigos, no comida”. En momentos como éstos solo pienso en tigres con nombre de número infinito.




Ya: y cuando creía que los malos momentos habían pasado… ¡PUM! Llega el muro y me pego de narices. A partir de ahora empieza lo más duro: sufrir, sufrir y sufrir. Un sufrimiento que pasa por varios momentos: dolor, agonía, pena, desesperación, agobio, cansancio, paciencia, impaciencia…las miradas al cronómetro son cada vez más frecuentes. El tiempo no pasa y, en el que pasa, siempre pasa lo mismo, una y otra vez. ‘Un Largo Viaje’ (Jonathan Teplitzky, 2013) de torturas interminables y japoneses ultrasádicos con traumas infantiles. Largo, larguísimo. Dos golpes son soportables, tres son multitud. Solo falta Michael Fassbender pegando latigazos para hacer aún más eterna la estancia en el campo de concentración. Más que un muro, esto parece la muralla china…perdón, japonesa.



Sprint final: momento clilmax de heroicidad superltiva, acompañado por un tema a lo Vangelis y tres letreros para contar que pasó con…




Reflexión post-competición: expectativas cumplidas a medias. La señora Jolie se podría haber ahorrado media hora de torturas. Un golpe bien dado basta para comprenderlo todo, igual que comprendimos que el chico crecía en el tiempo de un entrenamiento por una recta arbolada, al modo de Simba cruzando un tronco mientras entonaba en Hakuna Matata. La economía de carrera es un factor importante a la hora de rendir al 100% y el descanso es una parte esencial del entrenamiento.


lunes, 22 de diciembre de 2014

CRÍTICA DIOS MÍO ¿PERO QUÉ TE HEMOS HECHO? “QU´EST-CE QU´ON A FAIT AU BON DIEU? (2014)


DIOS MÍO ¿PERO QUÉ TE HEMOS HECHO? “QU´EST-CE QU´ON A FAIT AU BON DIEU?  (2014) PHILIPE DE CHAUVERON
Reparto:  Christian Clavier, Chantal Lauby, Ary Abittan, Medi Sadoun, Frédéric Chau, Noom Diawara, Frédérique Bel, Julia Piaton, Émilie Caen, Élodie Fontan, Pascal Nzonzi.



Valoración: 5 /10



UNITED COLORS OF BENETTON

Por Lucía Pérez García





Cuatro hijas para cuatro extranjeros: un judío, un musulmán, un chino y un africano. Cuatro bodas y casi un funeral: el de unos padres con cuatro bodas de más, cuyo sueño de formar la gran familia francesa se viene abajo cada vez que adivinan quien es el próximo que viene a cenar. ¡Mamma mía! Su gran boda católica nunca llega y corren peligro de entrar en melancolía. No porque el mundo se acabe, sino porque es un pañuelo y la globalización amenaza con sonarse los mocos en él.

Tópicos típicos que reparten tortas: padres de las novias que ansían mantener sus ocho apellidos franceses en la familia, se resisten a sus yernos y, encima, tienen que pagar una boda que intentan evitar; mientras dan una cuestionable bienvenida al norte a las respectivas familias políticas.

Típicos tópicos de un humor que se queda entre lo archiconocido, lo requetemasticado, lo superpredecible y algunas ocurriencias curiosas y con gracia dentro de los chistes de raza inofensivos.  

En Francia arrasó en taquilla…Oh, Mon Dieu! Est-il possible? En el resto del mundo fue medio arrasada por la crítica. Una comedia normalita más. Unos se ríen, otros no tanto ¿En qué bando estarás tú?



 

jueves, 18 de diciembre de 2014

CRÍTICA BIG HERO 6 (2014)



BIG HERO 6 (2014)    CHRIS WILLIAMS Y DON HALL

Animación


MAMA, QUIERO SER SUPERHÉROE

Por Lucía Pérez García



Valoración: 8 / 10


Si tu día perfecto es acompañar el desayuno con una de anime, continúar con un buen cómic de Marvel, agarrar el lápiz y dibujar tus propias historias estilo manga mientras escuchas todas las bandas sonoras de Disney (diálogos incluidos), y terminar la jornada con un capítulo de ‘Shield’, ‘Smallville’ o similar y una película estilo ‘Bolt’ (Chris Williams, Byron Howard, 2008), ‘Los Increibles’ (Brad Bird, 2004) o, en su defecto, cualquiera del estudio del ratón,  estás obligado a ver ‘Big Hero 6’.



Cuando el imperio Disney colonizó el universo Marvel, no pensó en las consecuencias. Los marvelitas no se dejan pisotear por nadie. Los marvelitas nunca se rinden. A ellos no les asustan los malos malísimos de Disney. Ellos han luchado contra cientos de villanos mucho peores que Yafar, Úrsula, Scar, etc, etc…ellos también han sufrido pérdidas familiares y no se han limitado a oler flores como Bambi, limpiarle al casa a siete enanitos desconocidos. Ellos han superado las trabas y los obstáculos de la vida a través del valor y la justicia. Ellos nunca permitirían que su universo se llenara de arcoíris y conejitos, ni mucho menos de aviones y coches con vida propia, eso ni hablar. Por eso, cuando Disney hizo las cuentas, no pensó en que los conquistadores iban a terminar siendo los conquistados.




Nadie esperaba que un muñecote gordinflón, entre el logotipo de Michelín y el hombre de malvavisco de ‘Los Cazafantasmas’ fuera a ser el que liderase la rebelión. Con solo dos putos y una raya por toda expresión y la inocencia y torpeza de una criatura bonachona y abrazable, consigue dominar cualquier cosa que se le ponga por delante. CUALQUIER COSA. La superheroicidad de Baymax va más allá de sus puños supersónicos a lo Mazinger Z. Cada palabra, gesto y movimiento es una sonrisa con su consecuente carcajada adicional. No querrás hacerte con todos, pero querrás hacerte con un Baymax de verdad, eso SEGURO.




El resto de la patrulla conquistadora no tiene desperdicio: desde un hippie cuyo alter ego con superpoderes parece salido de ‘Monstruos S.A.’, hasta una pija de nombre Honney Lemon con un toque de histérica simpática, pasando por una ciudad llamada Sanfransokyo. Quizás falte algo de maldad en la zona oscura, pero todos los superhéroes tienen sus menos, y ‘Big Hero 6’ tiene suficientes puntos positivos como para permitirse alguna faltilla.




Para aquellos que un día se levantaron de la mesa muy seriamente, miraron a su madre a los ojos, y dijeron: Mama, quiero ser superhéroe.